¿Y mi bebé?

Ya he comentado alguna vez lo caprichoso que es el tiempo… lo lento que va algunas veces, como por ejemplo mientras estás embarazada, y lo rápido que pasa todo después…

Todo el mundo te dice, “disfruta el momento” “ya verás a la que te descuides tu hija será mayor” y un sinfin de etc… que en realidad no te quieres creer.

No será tan rápido, piensas, o… si lo es… ¡bien! ¡estupendo! así jugaremos y en lugar de tener a esa pequeña cosita indefensa a la que proteger, tendré a mi niña, fuerte, sana, independiente, graciosa, inteligente… y los infinitos adjetivos que se te puedan ocurrir para describir a tu pequeño tesoro.

Pero a quien queremos engañar, si es que nos engañamos… Siempre querremos a nuestro bebé, y aunque crezca… ¡es mi bebé y punto! ya puede empezar a andar, a querer volar y imagino que ¡hasta terminar su máster! ¡ahora entiendo en muchas cosas a mi madre cuando me decía eso de “tu siempre serás mi bebé”!

Todo esto viene a que se acerca su 2º cumpleaños, y claro no puedo evitar mirarla, ver lo mucho que ha crecido y los maravillosos cambios que ha dado.

Observar como aprende cosas nuevas, como se relaciona con el mundo… en definitiva… ver a mi bebé empezando a despegar (bien acompañada, por supuesto, pero despegando al fin y al cabo).

Por supuesto cada niño evoluciona a un ritmo diferente, pero basándome en la observación de mi pequeña y en las cosas que he podido leer, ¡ahí va un poco de desarrollo del bebé a los 24 meses!

  • MOTRICIDAD

El niño en esa etapa ya sabe andar, correr, saltar, bailar y ¡ojo! subir y bajar escaleras… y como sabe quiere hacerlo solita… bien, mi consejo es que le dejes pero bajo vigilancia extrema, pues no ven el peligro y eso crea y ha creado más de una caída y moratón “no desado”.

  • LENGUAJE

Se encuentra en un momento genial, ya hace tiempo que entiende todo lo que le dices, ¡pero es que ahora lo repite! pero claro con matices… su lengüita de trapo tan genuina está evolucionada y aunque ya le captas todo no dejas de ir traduciendo a tu niña (los padres somos especialistas en traducir a los niños… es como si fuéramos un diccionario especializado en chiquitistaní, que es la lengua oficial de, sino todos, ¡casi todos los niños!)

  • JUEGOS

¿A que niño no le gusta jugar? ¡A NINGUNO! a todos los niños les encanta jugar, de hecho desde que nacen van incorporando juegos nuevos, no son muy sofisticados pero si un buen mecanismo para enseñarles cosas y pasar un buen rato todos juntos.

En este momento los juguetes son sencillos, pero la niña empieza a tener autonomía y inventarse sus propios juegos. Muchas veces simplemente les canta o les cuenta cosas a los juguetes, pero a veces, si te fijas, la ves imitando cosas que seguro ha visto en nosotros y por lo que he leído es una cosa que les encanta.

  • ALIMENTACIÓN

Después del primer año todos los bebés pueden comer de todo, y poco a poco en consistencia más solida. Por eso a los 2 años los niños comen lo mismo que los mayores, así que en todos los sitios dicen que cuidemos la dieta y sea muy equilibrada.

En mi casa lo intentamos e intentamos guiarnos por la dieta mediterránea, que es muy sana y completa, lo que no quiere decir que alguna vez no nos la saltemos…

  • SUEÑO

La principal novedad es que últimamente solo hace una siesta por la tarde de 1h o 2… y le sobra.

Por la noche duerme en su cama, y debería dormir más rato y seguido, pero últimamente se despierta y por lo que he podido entender por su forma de contarme las cosas y por su actitud es que necesita estar cerca nuestro. No quiere que la dejemos mucho rato solita… supongo que es una fase… así que, si nos toca dormir con ella…¡lo hacemos y punto!

  • CONTROL MÉDICO

Para verificar que todo lo que estás haciendo va por el buen camino y que la niña está bien sana, es importante acudir a una revisión con su pediatra, a la que nosotros iremos a principio del mes que viene, pues se ha de ir con los dos años cumplidos y en la que por lo que he leído, le observarán además de la talla y el peso, la boca, la vista y el oído.

IMG_2792

Ya me despido no sin antes recordar que hay un sorteo en marcha y me encantaría que os apuntarais así que ¡PINCHA AQUÍ! ¡Y QUE TENGAS SUERTE!

 

Anuncios

La importancia de las rutinas…

Cuando tienes un bebé, aprendes muchas cosas. Entre ellas, creo que una de las cosas más importantes es a seguir unas RUTINAS.

Al principio es bastante complicado, por no decir imposible, porque en realidad manda ella y sus necesidades de comer y dormir.

Pero una vez superados los primeros meses y muy evidentemente cuando le introducimos las comidas sólidas, nuestro bebé se va acostumbrando poco a poco a sus horarios.

No digo que romper la rutina cuando ésta ya está establecida no sea hasta recomendable, lo que quiero decir es que ellos lo notan todo…

Y yo, después de un mes de agosto donde la rutina se ha quedado en 3º o 4º plano, y una vez vuelta a la normalidad del curso. Creo que puedo decir ¡VIVAN LAS RUTINAS!

No es que seamos muy estrictos, pero si nos hemos vuelto más metódicos en cuanto a horarios para nuestra bichilla se refiere.

Os dejo un ejemplo de nuestro día a día:

  • 8 o 9am: ¡HORA DE DESPERTARSE!, esta hora siempre la marca la peque, da igual a la hora que se haya acostado, de normal se levanta sobre estas horas. (Tomaré como referencia las 9 como hora de despertarse)
  • 9:30am: BIBE, y es que hay que desayunar y el bibe templadito entra genial
  • 11am: una fruta o un petit, ¡vamos algo que nos sirva de almuercito!
  • 13:30/14:00pm: ¡Ella come primero! si desde las 11 no se ha dormido y estamos jugando no solemos tardar a más de las 14 en darle su comida, la cosa cambia si decide echarse una siestecilla claro…
  • 15:30pm: si papá y mamá ya han comido y la peque no ha hecho ninguna siesta, es momento de intentar dormir un ratito
  • 17:30/ 18:00pm: ¡es hora de merendar! de normal una papilla de frutas con alguna galleta, genial para dar mucha energía ahora que ya va andando sola y necesita fuerza para descubrirlo todo.
  • 9:30pm: ¡a cenar! esto suele pasar cuando yo llego de trabajar, así puedo darle el besito de buenas noches…
  • 10:30pm: !BUENAS NOCHES! ningún día aguanta a más de esta hora…

Como veis en el horario no he incluido ni el BAÑO, ni tiempo de juego y paseos…

En referencia al baño diré, que nosotros se lo damos normalmente por las mañanas, pues mi niña suda mucho durmiendo y si la bañamos por el día creemos que ella lo agradece (alguna vez la hemos bañado por la noche, y los berridos eran bonitos)

Y el tiempo de juego y demás ocio en familia, están claros… siempre dependiendo de lo que ella decida… así que… ¡sobre la marcha!

De todas maneras, como ya de dicho, algún día le rompemos la rutina… pero después de ver lo efectivo de llevar unas rutinas… cada vez, ¡la mareamos menos!

Un besito

FIRMA

¡YA TENGO 1 AÑO!

Hola a todos!

¿Habéis notado la ausencia? ¡seguro que si! y es que llevo tooooodo el verano insistiéndole a mi mamá en que cuente algo, que os informe de mis progresos ¡pero ella nada! de un lado a otro, venga a irse, dice que a trabajar… pero no se…

Y claro cuando llega si yo estoy en casa… la necesito… ¡es mi mamá!

Así que me he decido a contaros YO MISMA mis progresos… que ¡YA TENGO UN AÑO! y tengo el repertorio ampliado que da gusto.

A veeer… ¿por donde empiezo?… ¡a sí! ¿os he dicho que tengo 1 año? si si… ¡1 año! y como es tan importante a todo el mundo se lo voy diciendo, y os digo que vale la pena insistir… después de mucho tiempo diciéndolo con mi dedito… ¡he tenido unas 3 tartas! ¡muchísimos regalos! que creo que mis padres me van dando poco a poco (me los dosifican…) y hemos visto a mucha gente que estaba muy contenta conmigo… y yo claro… a saludar, bailar, cantar, a decirles hasta donde estoy de mis papás, a sonreír, a tirar besitos y ¡cualquier monería que se me ocurra!

Pero todo no son monerías… os cuento, hará cosa de una semana me llevaron al pediatra… REVISIÓN, y el resultado fueron 3 vacunas ¡que no veas lo que picaban! pero yo solo lloré un poquito… prefería saludar a las enfermeras… ¡es que son tan majas! y bueno una exploración completa ¡con palito de madera para mi y todo!.

En la revisión me midieron (75 cm) ¡voy a ser más alta que la luna! y en el peso ponía 9,580kg. Luego me pusieron una cinta en la cabeza y media 47,3cm. ¡Creo que di un buen resultado porque todo eran gracias!

Luego les preguntaron a los papis si ya comía de todo… aiiii ¡pues claro! ¡lo que me ponen me lo como! lo único que pasa es que si es del plato de los papás mejor… ¡que ya soy mayor! los papás ya se han enterado que soy mayor, porque si intentan darme cosas de bebés digo que no clarísimamente con mi cabeza 🙂

En cuanto a lo de andar… llevo bastante tiempo poniéndome de pie… lo mio es intentar correr… pero no controlo bien… estoy muy inestable ¡y me voy directa al suelo! Así que ando, pero siempre de la manita. (este verano fijo que empiezo a andar solita pero no se lo contéis a los papás que es una sorpresa)

Ya voy a ir terminando porque tengo que jugar un rato con mis cosas… o igual les digo a los papás que me canten una canción… o que me saquen de paseo (cantando si puede ser)… 😉

Y es que solo me queda por contaros eso de dormir… duermo bien… a las 10 como muy tarde se me cierran los ojitos y de normal aguanto sola toda la noche… lo que ya me cuesta más es el tema de las siestas… creo que van siendo un rollo… así que a veces las hago y otras NO, sobre todo si hay más gente en casa ¡tengo que estar con mis invitados!

Ahora si que ya me despido, pero antes os diré que este fin de semana se plantea bien… ¡me van a llevar a la playa! ¡y a mi me encanta el agua!

Si mamá no encuentra tiempo para escribir, ¡ya os lo contaré yo! 😉

Un besazo

La bichilla (Alexandra)

2013-07-06 16.00.33

Y ya son 10 meses…

Hoy hace un año no pensaba en otra cosa que no fuera en lo lento que pasaba el tiempo, en lo muy pesada que me parecía encontrarme, (aunque no era nada comparada con el último mes, ¡que eso si que es pesadez!, aumentada por el calor) y luego en todas las cosas que creo pensamos todas, sobre todo al final del embarazo… ¡EL PARTO!

Ahora, lo único que veo es que el tiempo no corre, vuela, que mi niña, que para nosotros es la más guapa, simpática y graciosa que hay sobre la tierra, ¡YA TIENE 10 MESES!10 meses

 

Ya se que no he contado mucho del desarrollo del bebé hasta ahora, pero es que ni tenía el blog, ni muchas cosas que contar, asi 10 meses después del mejor momento de mi vida (el que la tuve por fin conmigo) puedo contar muchas cosas.

Deciros que, como siempre, esto no es más que mi experiencia, que no se si en todos los bebés es igual, parecida o todo lo contrario.

Para empezar ahora mismo Alexandra cuenta con 4 maravillosos dientecitos que le dejan poder morder, por eso ya va comiendo cosas poco trituradas, (sin olvidar todo lo que pilla y a quien pille, ¡que pega unos bocados la tia que pa qué!)

Ya sabe su nombre y quienes son papá, mamá y la familia más cercana, y sabe si algo de lo que hace no te gusta, empieza a diferenciar, lo que no quiere decir que no lo haga igual y te mire con cara de pilla…

Se supone que debería gatear, pero ella es más de hacer la croqueta, va a volantines por el mundo y le encanta estar de pie, se sujeta a cualquier cosa que le venga bien y se queda, y si la coges… tira pasillos (¡tengo la bisagra central empezando a decir basta y esto no ha hecho más que empezar!) vamos que gatear como que no y todo lo demás ¡lo que le echen! sin miedo por el mundo…

En el lenguaje, hemos pasado del “uh, uh…” el “ooooo” y los tipicos “mamamamamama”, “babababa” y por supuesto “papapapa” a decir cosas que parecen “hola”, decir “papá” cuando está contenta, no necesariamente para llamar a su padre, pero sabe perfectamente quien es él. Y cuando algo le hace llorar y necesita consuelo dice un “mamá” que tira para atrás (con morritos y todo) tampoco es que me llame, creo, no se que pensar…

En cuanto al sueño, ella duerme más o menos bien por las noches, con alguna interrupción, pero siempre es porque le duele algo o simplemente porque necesita que la cojas para dormirse en ese segundo. Yo en este aspecto, no sufro demasiado, pues eso que se me tenía que haber activado al nacer ella para dormir más, se ha activado en su papá y por mi… ya puede llorar más que sinó mamá no oye ¡NADA!.

El sueño durante el día, cada vez es menor, necesita menos siestas, y los ratos que pasa despierta si no está de paseo, saludando a todos los que nos crucemos (mi niña es muy social) en casa se entretiene jugando con sus cosas y si nos ponemos juntos es ¡muy divertido!

Por sus reacciones, sé que ahora busca las cosas que le interesan, le encanta coger todo lo que pilla y al poco ver que tal caen, ¡pues todo cae! y sabe cuando va a hacer algo que no está bien, me doy cuenta, porque empieza a poner cara de pilla antes de hacerlo.

Sé que sabe donde tiene las cosas, pues le pides que se toque la barriga ¡y lo hace! parece que los meses de exploración le han servido de mucho.

En lo que respecta a comer solita, bueno, ella coge miguitas y se las lleva a la boca, con una cara de felicidad fantástica.

En cuanto a lo de jugar a “te doy esto, me das eso otro”, que le des le encanta, pero darlo, bueno, eso va a ratos…

Creo que su juego favorito es el de esconderse y que la busquemos, sale de debajo de las mantas con una risa que es más que contagiosa.

Y por último me queda la alimentación; aquí hemos seguido la introducción pautada de la pediatra y la verdad es que no hemos tenido problemas con nada, ya hemos llegado al pescado y a esta niña ¡TODO LE GUSTA! lo único, es que ya quiere que sea más sólido y parecido a lo que comemos nosotros, que si no le toca lo mismo, no para hasta que no le des a probar. Solo nos queda ver que tal se le dan el huevo y más adelante las legumbres… ya veremos.

Creo que estas son todas las novedades hasta el momento, por decir lo que estamos enseñándole, mi ilusión es que de ya pronto besitos y ¡en ello estoy! y por empezar con juegos nuevos, hemos empezado con las construcciones de torres.

Espero que os haya gustado y ¡por favor! ¡¡¡¡no dudéis en contarme vuestra experiencia que me encantan vuestros comentarios!!!!

Un beso!

FIRMA

 

¡Expertos!

Todo empieza en el momento que vas a tener un bebé, ese momento en el que empieza tu formación como madre, en el que como buen novato, empiezas a leer artículos, libros, revistas, blogs… vamos un sinfín de lecturas y todo relacionado con lo mismo: LA CRIANZA.

No se si siempre es igual, pero supongo que como nadie te va a dar un carnet de padre y normalmente solo tenemos la referencia de nuestro entorno, así empiezas a pensar en como vais a educar a vuestro bebé, mucho antes de que nazca, en mi caso fue por eso de pensar eso de “¿seré una buena madre?, ¿sabré como actuar ante cualquier situación?, ¿cómo saber si lo que haga será lo correcto?…” entonces, empiezas con las “clases teóricas”, siempre amenizadas con consejos y charlas con gente variada, que opina, que tiene experiencia, que piensa como lo solucionaría, vamos que habla…

Yo tengo la suerte de haber coincidido como pareja, con una persona que opina y que se informa, así que todo lo que pienso, luego lo consensuamos y así la acción, decisión o enfoque es cosa familiar, cosa que pienso que es ¡como tiene que ser! ya que a todos los efectos somos una familia, cualquier decisión que repercuta en mi pequeña ha de ser decidida por nosotros dos, y solo por nosotros dos.

Va pasando el embarazo y creas que no, durante esas sesiones teóricas de educación infantil,  se van decidiendo muchas cosas… por poner ejemplos, decides el tipo de lactancia, donde vas a dar a luz, métodos de alivio de dolor (si vas a utilizarlos o no), cómo vas a dar a luz, posición, lugar especifico (en la cama, en la bañera, en cuclillas, en una silla) para mi estas decisiones son para la mamá, ya que nadie más que ella sabe lo que quiere para sí misma.

Por otro lado, también decides cómo va a dormir tu bebé, si serás de las que haga colecho o tu bebé dormirá en la cuna, si aplicarás este u otro método… vamos que es ver que vas a tener a alguien a tu cargo, y si eres un ser humano responsable, empiezas a pensar y a informarte y como dicen algunos amigos, a hablar solamente de ese GRAN TEMA, que es TU PRECIOSO BEBÉ.

pensar

Pero claro todo esto es a nivel teórico, sin más, ese nivel en el que crearemos nuestra línea de actuación, pero que al no haber aplicado es muy variable todavía.

Todo cambia en el GRAN momento en el POR FIN, coges a tu bebé en brazos, y así de la noche a la mañana pasas a ser MADRE NIVEL EXPERTO. Pues parece que en el tiempo en el que te recuperas: conoces a tu pequeña, creas tus rutinas, sales a la calle de nuevo… ya has de saber o aprender mucho o todo sobre algún método educativo en concreto y llevarlo a cabo ¡a rajatabla!

Yo como toda madre novata me he ido informando y tengo que decir que conozco muchos sistemas (a nivel usuario) pero NADA lo llevo como sistema o como dogma.

Para que me entendáis os diré que pienso en la educación como un mundo muy, pero que muy diverso, tanto como distinta es cada persona, también pienso que existe término medio y que desde el diálogo se puede llegar a un entendimiento.

Por educación creo que tengo los principios bastante marcados, y creo que todo es en parte fruto a la base, la forma en que fui educada sobre todo en mis primeros años.

Mis padres, (que como dicen ellos sabían mucho menos que nosotros, que estamos rodeados de información), me educaron en el diálogo, razonaban conmigo, me explicaban las cosas, lo que estaba bien y lo que no, por supuesto tenía los límites bien marcados, jugábamos mucho, leíamos, paseábamos… vamos que me mostraron mi pequeño mundo dentro de sus posibilidades lo mejor que pudieron o supieron.

Por supuesto que lo que acabo de decir no es que sea la perfección absoluta, pero es lo que fue mi infancia.

Por todo ello a la hora de ser madre y siendo como soy, mi tendencia es más parecida a la de Carlos González, creo en una educación basada en el apego, en cuidar y mimar a mi bebé y si para dormir le canto ¡pues eso que nos llevamos las dos! me encanta darle besos a mi hija (a veces soy consciente que me paso de besos y ella misma me quita la cara) creo que cuando se duerme encima de mi es el mejor momento del día, y si llora me siento tan mal, que necesito consolarla.

Pero claro en el nivel EXPERTO de madre tú sabes que esa tendencia es la que el pediatra cuenta en el más que recomendable libro “Bésame Mucho” (el enlace es de otro blog que habla sobre el libro), libro para leer una, dos y ¡mil veces!

Así pues se puede decir que ya tienes una vertiente, y que en tus prácticas vas a llevar a cabo una línea ¡Bien!.

Pero claro, en el momento en el que entra el debate, cada uno cuenta las cosas como le van, y empiezan a aparecer otras vertientes, ramificaciones dentro de tu misma línea, lineas completamente distintas y de probada eficacia (según te cuentan) y empiezas a marearte un poco.

Por seguir hablando de nuestra línea de actuación, tengo que decir que a los dos nos encanta este “método” pero, hay momentos, en los que por unas cosas o por otras hemos decidido actuar de otra manera, que no es ni mejor ni peor, es nuestra forma de pensar.

Por ejemplo: Desde el principio nuestra hija ha dormido en su mini-cuna, haciéndonos levantar a cada llanto y pasando a nuestra cama cada vez que le ha costado dormir, pero luego vuelta a su espacio. Todo tiene su explicación, es lo que nos ha parecido a los dos más oportuno.

Por este motivo no puedo hablar mucho de la vertiente de la crianza natural, pero os enlazo una página que explica bastante bien sus ideas y sus formas de actuar.

Siguiendo con enfoques diferentes, nos encontramos en el probadísimo “método Estivill”, que para el que quiera saber más hay una página enlazada, pero ya os digo que para mi, no es factible en su mayoría.

Para empezar eso de crear el hábito del sueño de tu bebé a partir de NO ACUDIR en su ayuda cuando se despierte, o que no se le pueda coger para dormir, ni cantarle, ni darle un besito, solo explicarle que es hora de dormir y ya esta, a mi no me va, soy incapaz, pero bueno dicen que funciona…

Y es que creo que si no le doy besos ahora, luego ella será la que no querrá y  que si no la cojo ahora que tiene el tamaño perfecto, pues que me lo perderé, y si el miedo es, como dicen los mayores, que el pequeño se acostumbre a estar en brazos, pues a todos les digo, ¡BIEN! ¡PERFECTO! ¡QUE SE ACOSTUMBRE! pues me parece que es bueno y cuando por cualquier motivo sea yo la que no pueda hacer cualquiera de esas cosas, ya se acostumbrará de nuevo, pues el ser humano otra cosa no, pero se adapta a todo.

Y ya para terminar esto de las técnicas educativas, no podía olvidar la muy famosa “técnica conductista”, que no es para nada nueva y que me parece que no es muy aplicable hoy en día, pues deja la parte inconsciente del ser humano, la que se ocupa de los sentimientos y de los estados de la mente. Para los que no sepan cómo se aplica, básicamente es la que vemos en el programa televisivo de “Súper Nanny”, se basa en la modificación de la conducta a partir de un condicionamiento.

Normalmente se refuerzan las conductas positivas con un premio y no es que eso sea en sí un problema, lo malo de ese programa es que siempre se basa en que los niños son “los malos” y hay que enseñarles a “portarse bien”, como quieren los padres, pero lo que no se observa es el PORQUÉ de ese comportamiento, que es lo que le lleva al niño a ser la “reencarnación de satanás”, si existe algún motivo y si es así intentar solucionarlo.

notepad-page-hi

Ya solo me queda terminar diciendo, que esto es solo el principio, que ahora se marcan unas bases, y que como todo en la vida no se termina jamás de APRENDER, por eso yo me pongo una L bien grande en la espalda y a ver como voy solucionando las cosas, que no todo es blanco o negro y que siempre pensando en lo mejor para mi hija y para nosotros es como creemos que debemos actuar.

¿Y VOSOTROS, QUE LINEA SEGUÍS?

FIRMA

 

Ese momento de esplendor

En todos los sitios lo dice, el segundo trimestre (desde la semana 15 a la 27) es el mejor, si has tenido náuseas se van pasando, empiezas a tener barriguita, pero no estás muy hinchada, la energía vuelve a ti y ya no te duermes por los rincones (en mi caso seguía teniendo sueño pero mucho menos que en el primer trimestre) y lo mejor de todo es que sobre la semana 20 empiezas a notar “las pataditas” es algo mágico, al principio solo para ti, es tu compañía, y en ese momento empiezas a sentir que realmente que estás embarazada.

durante un paseo en fallas y sujetándole al futuro papá el mojito.

Además si no lo han visto en la ecografía de la semana 12, si o si en la de la semana 20 te dicen (si lo quieres saber) el sexo del bebé.

Pero no todo tiene por que ser bueno, hay unos pequeños inconveniente, poco a poco empezamos a sudar un poco más, puede que tengamos muchos más mocos y por ello se nos tapone la nariz con facilidad y el tema de las secreciones vaginales se vuelve un tanto molesto.

Vamos que somos como bolsas que pierden fluidos, aunque nada que no se pueda arreglar con duchas diarias, muchos pañuelos y una buena higiene íntima.

Por otra parte, durante éste periodo, hemos de pensar en renovar el armario, mi consejo es que si es posible, no os arruinéis comprando ropa pre-mamá, a no ser que seáis una rica heredera  en cuyo caso, no se que hacéis leyendo estos consejos.

Lo mejor es que miréis si alguna amiga, anteriormente embarazada, tiene algo que os pueda servir y veáis que es algo que si os pondríais, ya que si no lo veis de vuestro estilo para tenerlo en el armario, no hace falta que os lo presten, y no abuséis mejor calidad que cantidad, pues no deja de ser una cosa PROVISIONAL.

Aunque si no os queda más remedio, tengo que decir que yo pasé con 2 o 3 vestiditos, unos cuantos leggins, 2 vaqueros de premamá (gran invento con esas preciosisimas gomas que sujetan la barriga fantásticamente) y un par de sueters. Además de alguna prenda un par de tallas más grandes que mi madre tenía en el armario, pues toda la ropa pre-mamá no llegó a ser de mi agrado, ya fuera por estampados, cortos demasiado cortos, o largos muy largos.

Más adelante y casi a punto de parir, me compré unas sandalias que me cupieran (pues los pies se hinchan que da gusto al final del embarazo) y que no fuesen de plástico fino para evitar los resbalones debido al sudor.

Otra de las cosas de las que te puedes ocupar en este trimestre es de la puesta apunto y decoración de la habitación del bebé, pero de ese tema hablaremos largo y tendido.