De vuelta, ¡y con 18 meses para contar!

Que entre los típicos propósitos de año nuevo estaba la de retomar el blog, no era de extrañar.

Pero es que, entre malos momentos personales, estar un mesecito (que ha sido el más largo de mi vida) sin superpapá, intentar poner orden en mi vida, cuidar de la niña, las vacaciones de navidad, una mudanza… ¡vamos que ni tiempo para mirarme al espejo he tenido!

Podría empezar contando muchas cosas, pero creo que lo más relevante son los ¡18 meses de la pequeña!… yo lo leo y sigo alucinando… ¿18 meses? ¿enserio? !!!¿¿YA??!!!

Hay que ver a que velocidad pasa el tiempo en ciertos momentos, recuerdo que hace dos años, embarazada, los días eran mucho más largos… o yo los asimilaba más…

Bueno, voy a ver si me centro en todos los avances de la peque… que por lo que he leído está dentro de “lo normal”, pero como buena madre novata y muy caldosa, para mi la niña es lo más.

  • Desarrollo físico:

Lo normal, es que a partir de ahora la niña crezca a un menor ritmo, si en estos meses ha crecido 83,5cm, parece ser que hasta los dos años, solo serán entre 6 y 12 cm más… no está mal, la verdad… ¡a ver si así le dura algo más la ropa!

En el tema del peso parece que también se va estabilizando, si los primeros meses podía engordar entre 1 y 2kg en un santiamén,  siendo todo normal, parece ser que ahora ya no engordará tanto y que el peso normal hasta los 2 años es de 11 o 12kg (Alexandra está exactamente en 11,220kg) por mi parte, he de decir, que ya no tiene esas moyitas de “pequeño buda” que tanto me encantaban 😦

Claro que yo sé porque no engorda tanto, y es fácil, ¡porque no para! será curiosidad, será que “carne que crece no puede estar quieta”, no se, pero yo a  la mínima me la encuentro:

– Abriendo cajones, investigando en los armarios, bailando al son de los ritmos más variados, levantándose y sentándose sin más en una silla de su tamaño, corriendo de un lado para otro, sacando sus juguetes, guardándolos en cualquier lugar, empezando a pintar sus grandes obras basadas en garabatos, ingeniándoselas para abrir paquetes (los regalos de reyes han ayudado a perfeccionar esta destreza), amontonando bloques de construcción (y luego tirarlo todo ¡por supuesto!) investigando como pinchar la carne con el tenedor, bebiendo solita de su vaso (y si ya no quiere más, regando todo su alrededor)… Vamos que es un torbellino, pero si tu niñ@ también lo hace, tranquila, ¡es normal! y a ti solo te queda ¡intentar seguir su ritmo!

Como gran avance en esta etapa ya sabe y entiende todo lo que le dices, cosa que puede ser buena, cuando hace caso y no tanto cuando simplemente se rie, te dice que “siiiiii” ¡y luego sigue a su rollo!.

Y en el momento de cambiarla de ropa, ella ya va ayudando, así que si quiere, ponerle modelazos será mucho más fácil… solo si quiere… porque si no quiere… ¡ufff!

Vamos que les gusta probar sus límites, y de ¡retruque los tuyos! pero no hay que desesperar, si quieres ser una madre “de manual” respira hondo y ves explicándole las cosas, ¡no desesperes! (lo de ser madre de manual, no es fácil, lo se bien, pero resiste y si nada funciona… ¡pide el relevo y vete de paseo!)

  • Alimentación y salud

Ya tiene más de un año, así que debe de comer de todo y las mismas veces que tu, ya sabes, una dieta equilibrada, dentro de un buen horario.

A mi niña le gusta comer a la vez que nosotros, y que le cortemos los trozos de carne,pescado, fruta o verduras (lo que toque) en trocitos para ir comiendo solita.

La verdad es que en este aspecto no hemos tenido ningún problema con ella, porque todo lo prueba y le gusta.

Como ya tiene muelas y le están empezando a salir los colmillos, los Reyes Magos, le trajeron un cepillo de dientes y estamos aprendiendo a gastarlo.

  • Lenguaje:

Tengo que decir que mi niña es muy habladora, ¡todo lo que decimos lo repite! sabe a quien llama y es capaz de hacerse entender, siempre con cosas que se parecen a nuestras frases, pero que ella adapta a su idioma.

Por eso digo que ya domina, el “chiquitistaní”, además de ser una mona y de exagerar todo muchísimo, lo que hace que verla explicarse sea muy gracioso y den unas ganas tremendas de darle un bocadito 😀

  • Habilidades Sociales:

Bueno en este aspecto, vamos sobrados, a mi ya me conocen en el pueblo por mi niña y si no voy con ella, gente que no se ni quien es me pregunta por ella… (amigos de la niña, decimos nosotros) y es que va por los sitios saludando a todos con la manita y si osan no hacerle caso ¡llama!, nosotros decimos que está opositando a “fallera mayor”, que en esta zona se lleva y ya va quedando poquito para las fiestas.

Lo cierto es que siempre ha sido muy extrovertida, pero ahora mucho más, a los “de casa” los conoce y los ubica por su nombre bien, pero si conoce a alguien nuevo, sea mayor o pequeño tampoco tiene problemas y acaba siendo tan amiga de todos…

Dicen que los niños a esta edad, dicen adiós a sus padres y se alejan unos metros, pero que luego vuelven… bien, ¡yo no lo voy a probar! que esta niña cuando quiere me dice adiós y ¡ni mira para atrás!

A mi desde luego lo que más me gusta de esta etapa son los ¡pedazo besotes que da! y si los acompaña de un súper abrazo ¡tengo energía para rato!

Como en todas las etapas, lo mejor para los niños es aprender jugando, es lo que quieren ellos y lo que mejor funciona siempre.

18 meses

 

Como siempre, espero que os haya gustado la entrada y que os sea de utilidad, pero tener siempre en cuenta que esto no es un texto científico y que para cualquier consulta hay que acudir al pediatra 😉

¡Nos vemos pronto!

y aunque sea un poco tarde ¡FELIZ 2014!

14 Meses: Descubriendo el mundo

El pasado 30 de agosto, nuestra pequeña ¡cumplió 14 meses! Y como bien dije en la anterior entrada, creo que lo más significativo ahora son, LAS GANAS DE DESCUBRIR COSAS NUEVAS que tiene.

Como esta entrada trata de los 14 meses voy a ir describiendo las cosas más significativas que he ido observando en ella.

Es mucho más independiente, ya que tiene una mayor fuerza y un mejor control de los movimientos que hace, lo que le lleva a explorar por su cuenta todo lo que le rodea, así que ¡hay de ti como dejes algo frágil o que aprecies a su alcance! ¡fijo que lo descubre y hace con él lo que quiera!

Dicen que algunos bebés ya caminan solos, sin embargo, en el caso de la bichilla, ya va andando y cada día un poco mejor, pero aún no tiene total independencia en sus desplazamientos, y la verdad es que no sé si quiero que llegue ese momento… ¡será como correr una maratón continua eso de ir detrás de ella!

Tiene muy claro lo que quiere, y LO PIDE, no es que le llame por su nombre, pero os digo que se hace entender ¡y de qué manera!

En cuanto a su crecimiento, creo que a partir del año se va ralentizando, y también empieza a engordar menos.

He leído que en esta edad los percentiles son los siguientes:

– niños: entre 8,8 y 13,2 kilos y 72 y 83 cm.

– niñas:  8,2 y 11,2 kilos y 70 y 81 cm.

Tengo que decir que nuestra pequeña se encuentra totalmente dentro del percentil y me atrevería a afirmar que más que estar dentro de la media está un poquito por encima de esta, sobre todo en altura.

Por lo que respecta al lenguaje, nuestra pequeña es, lo que por aquí llamamos “una xarraora” , vamos que tiene un buen repertorio de palabras.

Aunque la que más le gusta utilizar, además de papá, (siempre tiene a su papá presente) es HOLA, acompañando del gesto de saludo con la mano, ¡vamos que no hay nadie que se cruce en su camino y no se lleve un saludito! pero bueno, cada día aprende algo nuevo, y le encanta que le contemos lo que ve, y por supuesto ella intenta imitar nuestros gestos y sonidos.

Creo que uno de los juegos de los que más disfrutamos es el de reconocer los animales y sus sonidos.

Como es muy zalamera, lanza, da y reparte unos besazos que personalmente creo que son ¡lo más!

Últimamente, nuestra pequeña exploradora, no quiere otra cosa que probar y buscar, sin ningún temor a lo desconocido, y es por ello que si  no nos queremos dedicar a ir siempre detrás de nuestros peques, lo mejor que podemos hacer es comprobar primero que la zona en la que juegan está preparada, no tiene nada peligroso a su alcance, y es muy segura, para ello, debemos comprobar que los enchufes estén totalmente tapados, los armarios y cajones que puedan abrir solo contienen sus juguetes y los demás estén bien cerrados. O bien ir detrás de ellos con mil ojos e ir explicándole lo que puede y lo que no puede tocar… yo a veces creo que soy la mujer del “no” pues cuando sé que la zona no es segura, me toca ir diciéndole, “eso no se toca”, “ahí no se meten los dedos” y “¡POR FAVOR ALEXANDRA, DE DONDE HAS SACADO ESO!”.

Por otra parte, es bien conocido que los niños aprenden jugando, por eso nosotros nos pasamos el día jugando con ella, ya sea en el baño o en la hora de la comida, con la que a veces le gusta jugar y experimentar, más con las manos, que comiendo solita. ¡Pero oye! si le vale para aprender y mientras va manipulando va controlando como comer sola… ¡a mí me vale!.

En cuanto a la alimentación, y según nos dijo la pediatra, nuestra pequeña ya está preparada para comer lo mismo que nosotros, siempre que sea una dieta sana y equilibrada, pues ya ha probado todos los alimentos y no tiene ninguna intolerancia a nada, de hecho creo que come genial. Eso sí, cuando dice basta, es basta.

Como novedad, y como ya tiene unos cuantos dientes, hemos pensado que ¡ha llegado el momento de cepillarse los dientes! esto no se muy bien como lo haremos, ya os contaré…

Y ya termino contando el momento en el que para todos llega la paz, pues seamos honestos, me encanta jugar con mi hija, me muero con sus gracias, sus sonrisas y con cualquier tontería que haga, la hora del sueño.

Pues después de TODO EL DÍA EN MARCHA, cuando llega el momento de dormir ¡se agradece!  y como cada vez lo hace menos (una siesta durante el día y gracias) cuando llegan las 9 o las 10 ella misma se duerme, (y le suele durar bien toda la noche) de normal después del biberón de la noche, aunque últimamente con nosotros prefiere hacerlo después de unas cuantas canciones y unos cuantos intentos por parte de los dos…

Para terminar os dejo unos cuantos juegos estimulantes para los bebés de esta edad:

Juega al escondite con el, es uno de los juegos más estimulantes para el niño. Aún le fascina que las personas aparezcan y desaparezcan.

– Introdúcele en el mundo de los libros y las historias fantásticas. Le encanta escucharte y pasar las páginas del cuento. Resultan muy estimulantes los libros con ventanitas y sorpresas, ya que le permiten participar más. Establece la hora del cuento, es un momento mágico que refuerza vuestra relación y ayuda a que se relaje.

– Pinta con él y ofrécele pintura de dedos, ceras, pinceles anchos, pegatinas…

– Pon obstáculos pequeños en el suelo e incítale a que los pise para que aprenda a caminar sobre distintas superficies.

– Juega a la pelota con él, chútala, pásasela con las manos de forma que tenga que perseguirla para alcanzarla.

14 MESES

Creo que eso es todo, por ahora, pero como esto es un cambio continuo… ¡próximamente seguro que hay novedades!

Un besazo y ¡gracias por pasar por aquí!

FIRMA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

estrellas1

11 meses…

11 meses

Hoy mi pequeña ¡cumple 11 meses! ni siquiera se como ha pasado tantísimo tiempo sin enterarme, y más si tenemos en cuenta lo lento  lentísimo que pasaba el tiempo hace exáctamente un año, cuando parecía que hasta las manecillas del reloj iban para atrás y que no llegaría nunca el GRAN MOMENTO de conocer a mi bebé.

Pero hoy no quiero hablar yo, hoy voy a aprovechar que 1MadreinItaly me dio un premio genial en el que la que contesta es la bicha y no yo.

Hola a tod@s:
Me llamo Alexandra o Bichet, que así me llaman en casa… se ve que pongo bastante cara de pilla… no sé… y como ha dicho mi mamá hace un momento hoy cumplo 11 meses, pero a mí lo que verdaderamente me hace ilusión es cumplir un año, tanto que ya practico a enseñar mi dedito ¡lo hago tan bien que todos sonríen!
 La verdad es que hablar, no hablo muy claro, pero sí que lo hago mucho, ya sea cantando o con palabritas, aunque no me entienden bien (mamá dice que es un idioma llamado chiquitistaní y se ve que no lo hablan por aquí)
Lo que ahora más me gusta en el mundo es jugar, juego a esconderme ¡lo hago súper bien porque nadie me encuentra, si yo no quiero! Juego con mis muñecos y por supuesto, juego con papá, mamá, los iaios, los abuelos, los tios… ¡CON TODOS!
Siempre que salgo a la calle me gusta mirar a todas partes, y si me cruzo con alguien ¡pues saludo!
 Todo el mundo les dice a mis papás que tienen que ir con cuidado conmigo porque me iría “con cualquiera”, pero es que todo el mundo es tan simpático conmigo que tengo que hacer alguna gracieta., como contarles hasta donde estoy de mamá o papá o aplaudir o simplemente sonreír.
Últimamente no quiero otra cosa que pasear, pero YO SOLITA, ¡que ya puedo ir andando siempre que me ayuden! ¡Ay! Si me vierais la cara cuando camino sabríais lo que es disfrutar, ahora, los que me dan la mano tienen que ser muuuuuy mayores, porque acaban quejándose de no sé qué bisagra central…
No sé qué más contaros pero es que va llegando la hora de comer, y como me gusta todo tengo que ir pidiendo algo o me tendré que conformar con lo que ponga papá en la mesa (papá es mi cocinero, porque mamá no quiere nunca cocinar y creo que es lo mejor para mi)
Muchos besos a todos y ¡no olvidéis contarme cosas!
Alexandra

insigniafeliz

 

Si queréis saber las reglas del premio, aquí las podéis ver… y a quien le haga mucha ilusión, que lo recoja y que lo haga… ya os digo que es bastante divertido intentar adivinar lo que piensa tu bebé…

Y ya son 10 meses…

Hoy hace un año no pensaba en otra cosa que no fuera en lo lento que pasaba el tiempo, en lo muy pesada que me parecía encontrarme, (aunque no era nada comparada con el último mes, ¡que eso si que es pesadez!, aumentada por el calor) y luego en todas las cosas que creo pensamos todas, sobre todo al final del embarazo… ¡EL PARTO!

Ahora, lo único que veo es que el tiempo no corre, vuela, que mi niña, que para nosotros es la más guapa, simpática y graciosa que hay sobre la tierra, ¡YA TIENE 10 MESES!10 meses

 

Ya se que no he contado mucho del desarrollo del bebé hasta ahora, pero es que ni tenía el blog, ni muchas cosas que contar, asi 10 meses después del mejor momento de mi vida (el que la tuve por fin conmigo) puedo contar muchas cosas.

Deciros que, como siempre, esto no es más que mi experiencia, que no se si en todos los bebés es igual, parecida o todo lo contrario.

Para empezar ahora mismo Alexandra cuenta con 4 maravillosos dientecitos que le dejan poder morder, por eso ya va comiendo cosas poco trituradas, (sin olvidar todo lo que pilla y a quien pille, ¡que pega unos bocados la tia que pa qué!)

Ya sabe su nombre y quienes son papá, mamá y la familia más cercana, y sabe si algo de lo que hace no te gusta, empieza a diferenciar, lo que no quiere decir que no lo haga igual y te mire con cara de pilla…

Se supone que debería gatear, pero ella es más de hacer la croqueta, va a volantines por el mundo y le encanta estar de pie, se sujeta a cualquier cosa que le venga bien y se queda, y si la coges… tira pasillos (¡tengo la bisagra central empezando a decir basta y esto no ha hecho más que empezar!) vamos que gatear como que no y todo lo demás ¡lo que le echen! sin miedo por el mundo…

En el lenguaje, hemos pasado del “uh, uh…” el “ooooo” y los tipicos “mamamamamama”, “babababa” y por supuesto “papapapa” a decir cosas que parecen “hola”, decir “papá” cuando está contenta, no necesariamente para llamar a su padre, pero sabe perfectamente quien es él. Y cuando algo le hace llorar y necesita consuelo dice un “mamá” que tira para atrás (con morritos y todo) tampoco es que me llame, creo, no se que pensar…

En cuanto al sueño, ella duerme más o menos bien por las noches, con alguna interrupción, pero siempre es porque le duele algo o simplemente porque necesita que la cojas para dormirse en ese segundo. Yo en este aspecto, no sufro demasiado, pues eso que se me tenía que haber activado al nacer ella para dormir más, se ha activado en su papá y por mi… ya puede llorar más que sinó mamá no oye ¡NADA!.

El sueño durante el día, cada vez es menor, necesita menos siestas, y los ratos que pasa despierta si no está de paseo, saludando a todos los que nos crucemos (mi niña es muy social) en casa se entretiene jugando con sus cosas y si nos ponemos juntos es ¡muy divertido!

Por sus reacciones, sé que ahora busca las cosas que le interesan, le encanta coger todo lo que pilla y al poco ver que tal caen, ¡pues todo cae! y sabe cuando va a hacer algo que no está bien, me doy cuenta, porque empieza a poner cara de pilla antes de hacerlo.

Sé que sabe donde tiene las cosas, pues le pides que se toque la barriga ¡y lo hace! parece que los meses de exploración le han servido de mucho.

En lo que respecta a comer solita, bueno, ella coge miguitas y se las lleva a la boca, con una cara de felicidad fantástica.

En cuanto a lo de jugar a “te doy esto, me das eso otro”, que le des le encanta, pero darlo, bueno, eso va a ratos…

Creo que su juego favorito es el de esconderse y que la busquemos, sale de debajo de las mantas con una risa que es más que contagiosa.

Y por último me queda la alimentación; aquí hemos seguido la introducción pautada de la pediatra y la verdad es que no hemos tenido problemas con nada, ya hemos llegado al pescado y a esta niña ¡TODO LE GUSTA! lo único, es que ya quiere que sea más sólido y parecido a lo que comemos nosotros, que si no le toca lo mismo, no para hasta que no le des a probar. Solo nos queda ver que tal se le dan el huevo y más adelante las legumbres… ya veremos.

Creo que estas son todas las novedades hasta el momento, por decir lo que estamos enseñándole, mi ilusión es que de ya pronto besitos y ¡en ello estoy! y por empezar con juegos nuevos, hemos empezado con las construcciones de torres.

Espero que os haya gustado y ¡por favor! ¡¡¡¡no dudéis en contarme vuestra experiencia que me encantan vuestros comentarios!!!!

Un beso!

FIRMA