¡Expertos!

Todo empieza en el momento que vas a tener un bebé, ese momento en el que empieza tu formación como madre, en el que como buen novato, empiezas a leer artículos, libros, revistas, blogs… vamos un sinfín de lecturas y todo relacionado con lo mismo: LA CRIANZA.

No se si siempre es igual, pero supongo que como nadie te va a dar un carnet de padre y normalmente solo tenemos la referencia de nuestro entorno, así empiezas a pensar en como vais a educar a vuestro bebé, mucho antes de que nazca, en mi caso fue por eso de pensar eso de “¿seré una buena madre?, ¿sabré como actuar ante cualquier situación?, ¿cómo saber si lo que haga será lo correcto?…” entonces, empiezas con las “clases teóricas”, siempre amenizadas con consejos y charlas con gente variada, que opina, que tiene experiencia, que piensa como lo solucionaría, vamos que habla…

Yo tengo la suerte de haber coincidido como pareja, con una persona que opina y que se informa, así que todo lo que pienso, luego lo consensuamos y así la acción, decisión o enfoque es cosa familiar, cosa que pienso que es ¡como tiene que ser! ya que a todos los efectos somos una familia, cualquier decisión que repercuta en mi pequeña ha de ser decidida por nosotros dos, y solo por nosotros dos.

Va pasando el embarazo y creas que no, durante esas sesiones teóricas de educación infantil,  se van decidiendo muchas cosas… por poner ejemplos, decides el tipo de lactancia, donde vas a dar a luz, métodos de alivio de dolor (si vas a utilizarlos o no), cómo vas a dar a luz, posición, lugar especifico (en la cama, en la bañera, en cuclillas, en una silla) para mi estas decisiones son para la mamá, ya que nadie más que ella sabe lo que quiere para sí misma.

Por otro lado, también decides cómo va a dormir tu bebé, si serás de las que haga colecho o tu bebé dormirá en la cuna, si aplicarás este u otro método… vamos que es ver que vas a tener a alguien a tu cargo, y si eres un ser humano responsable, empiezas a pensar y a informarte y como dicen algunos amigos, a hablar solamente de ese GRAN TEMA, que es TU PRECIOSO BEBÉ.

pensar

Pero claro todo esto es a nivel teórico, sin más, ese nivel en el que crearemos nuestra línea de actuación, pero que al no haber aplicado es muy variable todavía.

Todo cambia en el GRAN momento en el POR FIN, coges a tu bebé en brazos, y así de la noche a la mañana pasas a ser MADRE NIVEL EXPERTO. Pues parece que en el tiempo en el que te recuperas: conoces a tu pequeña, creas tus rutinas, sales a la calle de nuevo… ya has de saber o aprender mucho o todo sobre algún método educativo en concreto y llevarlo a cabo ¡a rajatabla!

Yo como toda madre novata me he ido informando y tengo que decir que conozco muchos sistemas (a nivel usuario) pero NADA lo llevo como sistema o como dogma.

Para que me entendáis os diré que pienso en la educación como un mundo muy, pero que muy diverso, tanto como distinta es cada persona, también pienso que existe término medio y que desde el diálogo se puede llegar a un entendimiento.

Por educación creo que tengo los principios bastante marcados, y creo que todo es en parte fruto a la base, la forma en que fui educada sobre todo en mis primeros años.

Mis padres, (que como dicen ellos sabían mucho menos que nosotros, que estamos rodeados de información), me educaron en el diálogo, razonaban conmigo, me explicaban las cosas, lo que estaba bien y lo que no, por supuesto tenía los límites bien marcados, jugábamos mucho, leíamos, paseábamos… vamos que me mostraron mi pequeño mundo dentro de sus posibilidades lo mejor que pudieron o supieron.

Por supuesto que lo que acabo de decir no es que sea la perfección absoluta, pero es lo que fue mi infancia.

Por todo ello a la hora de ser madre y siendo como soy, mi tendencia es más parecida a la de Carlos González, creo en una educación basada en el apego, en cuidar y mimar a mi bebé y si para dormir le canto ¡pues eso que nos llevamos las dos! me encanta darle besos a mi hija (a veces soy consciente que me paso de besos y ella misma me quita la cara) creo que cuando se duerme encima de mi es el mejor momento del día, y si llora me siento tan mal, que necesito consolarla.

Pero claro en el nivel EXPERTO de madre tú sabes que esa tendencia es la que el pediatra cuenta en el más que recomendable libro “Bésame Mucho” (el enlace es de otro blog que habla sobre el libro), libro para leer una, dos y ¡mil veces!

Así pues se puede decir que ya tienes una vertiente, y que en tus prácticas vas a llevar a cabo una línea ¡Bien!.

Pero claro, en el momento en el que entra el debate, cada uno cuenta las cosas como le van, y empiezan a aparecer otras vertientes, ramificaciones dentro de tu misma línea, lineas completamente distintas y de probada eficacia (según te cuentan) y empiezas a marearte un poco.

Por seguir hablando de nuestra línea de actuación, tengo que decir que a los dos nos encanta este “método” pero, hay momentos, en los que por unas cosas o por otras hemos decidido actuar de otra manera, que no es ni mejor ni peor, es nuestra forma de pensar.

Por ejemplo: Desde el principio nuestra hija ha dormido en su mini-cuna, haciéndonos levantar a cada llanto y pasando a nuestra cama cada vez que le ha costado dormir, pero luego vuelta a su espacio. Todo tiene su explicación, es lo que nos ha parecido a los dos más oportuno.

Por este motivo no puedo hablar mucho de la vertiente de la crianza natural, pero os enlazo una página que explica bastante bien sus ideas y sus formas de actuar.

Siguiendo con enfoques diferentes, nos encontramos en el probadísimo “método Estivill”, que para el que quiera saber más hay una página enlazada, pero ya os digo que para mi, no es factible en su mayoría.

Para empezar eso de crear el hábito del sueño de tu bebé a partir de NO ACUDIR en su ayuda cuando se despierte, o que no se le pueda coger para dormir, ni cantarle, ni darle un besito, solo explicarle que es hora de dormir y ya esta, a mi no me va, soy incapaz, pero bueno dicen que funciona…

Y es que creo que si no le doy besos ahora, luego ella será la que no querrá y  que si no la cojo ahora que tiene el tamaño perfecto, pues que me lo perderé, y si el miedo es, como dicen los mayores, que el pequeño se acostumbre a estar en brazos, pues a todos les digo, ¡BIEN! ¡PERFECTO! ¡QUE SE ACOSTUMBRE! pues me parece que es bueno y cuando por cualquier motivo sea yo la que no pueda hacer cualquiera de esas cosas, ya se acostumbrará de nuevo, pues el ser humano otra cosa no, pero se adapta a todo.

Y ya para terminar esto de las técnicas educativas, no podía olvidar la muy famosa “técnica conductista”, que no es para nada nueva y que me parece que no es muy aplicable hoy en día, pues deja la parte inconsciente del ser humano, la que se ocupa de los sentimientos y de los estados de la mente. Para los que no sepan cómo se aplica, básicamente es la que vemos en el programa televisivo de “Súper Nanny”, se basa en la modificación de la conducta a partir de un condicionamiento.

Normalmente se refuerzan las conductas positivas con un premio y no es que eso sea en sí un problema, lo malo de ese programa es que siempre se basa en que los niños son “los malos” y hay que enseñarles a “portarse bien”, como quieren los padres, pero lo que no se observa es el PORQUÉ de ese comportamiento, que es lo que le lleva al niño a ser la “reencarnación de satanás”, si existe algún motivo y si es así intentar solucionarlo.

notepad-page-hi

Ya solo me queda terminar diciendo, que esto es solo el principio, que ahora se marcan unas bases, y que como todo en la vida no se termina jamás de APRENDER, por eso yo me pongo una L bien grande en la espalda y a ver como voy solucionando las cosas, que no todo es blanco o negro y que siempre pensando en lo mejor para mi hija y para nosotros es como creemos que debemos actuar.

¿Y VOSOTROS, QUE LINEA SEGUÍS?

FIRMA

 

Anuncios

4 comentarios en “¡Expertos!

  1. Nosotros estamos tan al principio del embarazo que aún no nos hemos decidido por ninguna corriente de estas pero lo de dejarlo a pleno llanto sin atenderlo ni un poquito… no sé, me parece a mí que al final vamos a optar por lo del apego.

    • tranqui que ya irás decidiendo cositas!
      ahora coge lo que más te interese…mira cual es lo que se parece más a tu forma de pensar y luego COMBINA como quieras con otras vertientes!
      yo es que no soy de extremos en este aspecto y creo que de momento funciona!
      animo con el embarazo guapa!!!

  2. Como tú dices, todo llevado al extremo es malo… Porqué lo cierto es que no hay técnicas buenas o malas, mejores o peores, hay momentos y personas. Lo más importante para el bebé en los primeros años de su vida es tener un apego seguro con sus padres y generar así un fuerte vínculo que le ayude a crecer, desarrollarse e ir ganando autonomía, por ello besarle, abrazarle, cantarle, dormirle, mecerlo y todos los etcéteras del mundo que le hagan saber que sus padres están ahí son super importantes. El problema se da si el niño ya no puede separarse de los brazos de su madre sin llorar, y vive angustiado continuamente ante la separación, entonces es cuando hay que buscar soluciones, pero mientras tanto lo mejor es seguir lo que te dice tu instinto y coger ideas y recursos de todas las líneas existentes. Porque dejarte llevar por una sola seguramente hará que os perdais muchas experiencias y que os sintais estancadas en algunas situaciones que tienen soluciones tan simples como premiar lo que el niño hace bien y obviar lo que no hace tan bien, sin que esto sea la panacea ni la única estrategia para mantener la armonía familiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s