¿Y mi bebé?

Ya he comentado alguna vez lo caprichoso que es el tiempo… lo lento que va algunas veces, como por ejemplo mientras estás embarazada, y lo rápido que pasa todo después…

Todo el mundo te dice, “disfruta el momento” “ya verás a la que te descuides tu hija será mayor” y un sinfin de etc… que en realidad no te quieres creer.

No será tan rápido, piensas, o… si lo es… ¡bien! ¡estupendo! así jugaremos y en lugar de tener a esa pequeña cosita indefensa a la que proteger, tendré a mi niña, fuerte, sana, independiente, graciosa, inteligente… y los infinitos adjetivos que se te puedan ocurrir para describir a tu pequeño tesoro.

Pero a quien queremos engañar, si es que nos engañamos… Siempre querremos a nuestro bebé, y aunque crezca… ¡es mi bebé y punto! ya puede empezar a andar, a querer volar y imagino que ¡hasta terminar su máster! ¡ahora entiendo en muchas cosas a mi madre cuando me decía eso de “tu siempre serás mi bebé”!

Todo esto viene a que se acerca su 2º cumpleaños, y claro no puedo evitar mirarla, ver lo mucho que ha crecido y los maravillosos cambios que ha dado.

Observar como aprende cosas nuevas, como se relaciona con el mundo… en definitiva… ver a mi bebé empezando a despegar (bien acompañada, por supuesto, pero despegando al fin y al cabo).

Por supuesto cada niño evoluciona a un ritmo diferente, pero basándome en la observación de mi pequeña y en las cosas que he podido leer, ¡ahí va un poco de desarrollo del bebé a los 24 meses!

  • MOTRICIDAD

El niño en esa etapa ya sabe andar, correr, saltar, bailar y ¡ojo! subir y bajar escaleras… y como sabe quiere hacerlo solita… bien, mi consejo es que le dejes pero bajo vigilancia extrema, pues no ven el peligro y eso crea y ha creado más de una caída y moratón “no desado”.

  • LENGUAJE

Se encuentra en un momento genial, ya hace tiempo que entiende todo lo que le dices, ¡pero es que ahora lo repite! pero claro con matices… su lengüita de trapo tan genuina está evolucionada y aunque ya le captas todo no dejas de ir traduciendo a tu niña (los padres somos especialistas en traducir a los niños… es como si fuéramos un diccionario especializado en chiquitistaní, que es la lengua oficial de, sino todos, ¡casi todos los niños!)

  • JUEGOS

¿A que niño no le gusta jugar? ¡A NINGUNO! a todos los niños les encanta jugar, de hecho desde que nacen van incorporando juegos nuevos, no son muy sofisticados pero si un buen mecanismo para enseñarles cosas y pasar un buen rato todos juntos.

En este momento los juguetes son sencillos, pero la niña empieza a tener autonomía y inventarse sus propios juegos. Muchas veces simplemente les canta o les cuenta cosas a los juguetes, pero a veces, si te fijas, la ves imitando cosas que seguro ha visto en nosotros y por lo que he leído es una cosa que les encanta.

  • ALIMENTACIÓN

Después del primer año todos los bebés pueden comer de todo, y poco a poco en consistencia más solida. Por eso a los 2 años los niños comen lo mismo que los mayores, así que en todos los sitios dicen que cuidemos la dieta y sea muy equilibrada.

En mi casa lo intentamos e intentamos guiarnos por la dieta mediterránea, que es muy sana y completa, lo que no quiere decir que alguna vez no nos la saltemos…

  • SUEÑO

La principal novedad es que últimamente solo hace una siesta por la tarde de 1h o 2… y le sobra.

Por la noche duerme en su cama, y debería dormir más rato y seguido, pero últimamente se despierta y por lo que he podido entender por su forma de contarme las cosas y por su actitud es que necesita estar cerca nuestro. No quiere que la dejemos mucho rato solita… supongo que es una fase… así que, si nos toca dormir con ella…¡lo hacemos y punto!

  • CONTROL MÉDICO

Para verificar que todo lo que estás haciendo va por el buen camino y que la niña está bien sana, es importante acudir a una revisión con su pediatra, a la que nosotros iremos a principio del mes que viene, pues se ha de ir con los dos años cumplidos y en la que por lo que he leído, le observarán además de la talla y el peso, la boca, la vista y el oído.

IMG_2792

Ya me despido no sin antes recordar que hay un sorteo en marcha y me encantaría que os apuntarais así que ¡PINCHA AQUÍ! ¡Y QUE TENGAS SUERTE!

 

14 Meses: Descubriendo el mundo

El pasado 30 de agosto, nuestra pequeña ¡cumplió 14 meses! Y como bien dije en la anterior entrada, creo que lo más significativo ahora son, LAS GANAS DE DESCUBRIR COSAS NUEVAS que tiene.

Como esta entrada trata de los 14 meses voy a ir describiendo las cosas más significativas que he ido observando en ella.

Es mucho más independiente, ya que tiene una mayor fuerza y un mejor control de los movimientos que hace, lo que le lleva a explorar por su cuenta todo lo que le rodea, así que ¡hay de ti como dejes algo frágil o que aprecies a su alcance! ¡fijo que lo descubre y hace con él lo que quiera!

Dicen que algunos bebés ya caminan solos, sin embargo, en el caso de la bichilla, ya va andando y cada día un poco mejor, pero aún no tiene total independencia en sus desplazamientos, y la verdad es que no sé si quiero que llegue ese momento… ¡será como correr una maratón continua eso de ir detrás de ella!

Tiene muy claro lo que quiere, y LO PIDE, no es que le llame por su nombre, pero os digo que se hace entender ¡y de qué manera!

En cuanto a su crecimiento, creo que a partir del año se va ralentizando, y también empieza a engordar menos.

He leído que en esta edad los percentiles son los siguientes:

– niños: entre 8,8 y 13,2 kilos y 72 y 83 cm.

– niñas:  8,2 y 11,2 kilos y 70 y 81 cm.

Tengo que decir que nuestra pequeña se encuentra totalmente dentro del percentil y me atrevería a afirmar que más que estar dentro de la media está un poquito por encima de esta, sobre todo en altura.

Por lo que respecta al lenguaje, nuestra pequeña es, lo que por aquí llamamos “una xarraora” , vamos que tiene un buen repertorio de palabras.

Aunque la que más le gusta utilizar, además de papá, (siempre tiene a su papá presente) es HOLA, acompañando del gesto de saludo con la mano, ¡vamos que no hay nadie que se cruce en su camino y no se lleve un saludito! pero bueno, cada día aprende algo nuevo, y le encanta que le contemos lo que ve, y por supuesto ella intenta imitar nuestros gestos y sonidos.

Creo que uno de los juegos de los que más disfrutamos es el de reconocer los animales y sus sonidos.

Como es muy zalamera, lanza, da y reparte unos besazos que personalmente creo que son ¡lo más!

Últimamente, nuestra pequeña exploradora, no quiere otra cosa que probar y buscar, sin ningún temor a lo desconocido, y es por ello que si  no nos queremos dedicar a ir siempre detrás de nuestros peques, lo mejor que podemos hacer es comprobar primero que la zona en la que juegan está preparada, no tiene nada peligroso a su alcance, y es muy segura, para ello, debemos comprobar que los enchufes estén totalmente tapados, los armarios y cajones que puedan abrir solo contienen sus juguetes y los demás estén bien cerrados. O bien ir detrás de ellos con mil ojos e ir explicándole lo que puede y lo que no puede tocar… yo a veces creo que soy la mujer del “no” pues cuando sé que la zona no es segura, me toca ir diciéndole, “eso no se toca”, “ahí no se meten los dedos” y “¡POR FAVOR ALEXANDRA, DE DONDE HAS SACADO ESO!”.

Por otra parte, es bien conocido que los niños aprenden jugando, por eso nosotros nos pasamos el día jugando con ella, ya sea en el baño o en la hora de la comida, con la que a veces le gusta jugar y experimentar, más con las manos, que comiendo solita. ¡Pero oye! si le vale para aprender y mientras va manipulando va controlando como comer sola… ¡a mí me vale!.

En cuanto a la alimentación, y según nos dijo la pediatra, nuestra pequeña ya está preparada para comer lo mismo que nosotros, siempre que sea una dieta sana y equilibrada, pues ya ha probado todos los alimentos y no tiene ninguna intolerancia a nada, de hecho creo que come genial. Eso sí, cuando dice basta, es basta.

Como novedad, y como ya tiene unos cuantos dientes, hemos pensado que ¡ha llegado el momento de cepillarse los dientes! esto no se muy bien como lo haremos, ya os contaré…

Y ya termino contando el momento en el que para todos llega la paz, pues seamos honestos, me encanta jugar con mi hija, me muero con sus gracias, sus sonrisas y con cualquier tontería que haga, la hora del sueño.

Pues después de TODO EL DÍA EN MARCHA, cuando llega el momento de dormir ¡se agradece!  y como cada vez lo hace menos (una siesta durante el día y gracias) cuando llegan las 9 o las 10 ella misma se duerme, (y le suele durar bien toda la noche) de normal después del biberón de la noche, aunque últimamente con nosotros prefiere hacerlo después de unas cuantas canciones y unos cuantos intentos por parte de los dos…

Para terminar os dejo unos cuantos juegos estimulantes para los bebés de esta edad:

Juega al escondite con el, es uno de los juegos más estimulantes para el niño. Aún le fascina que las personas aparezcan y desaparezcan.

– Introdúcele en el mundo de los libros y las historias fantásticas. Le encanta escucharte y pasar las páginas del cuento. Resultan muy estimulantes los libros con ventanitas y sorpresas, ya que le permiten participar más. Establece la hora del cuento, es un momento mágico que refuerza vuestra relación y ayuda a que se relaje.

– Pinta con él y ofrécele pintura de dedos, ceras, pinceles anchos, pegatinas…

– Pon obstáculos pequeños en el suelo e incítale a que los pise para que aprenda a caminar sobre distintas superficies.

– Juega a la pelota con él, chútala, pásasela con las manos de forma que tenga que perseguirla para alcanzarla.

14 MESES

Creo que eso es todo, por ahora, pero como esto es un cambio continuo… ¡próximamente seguro que hay novedades!

Un besazo y ¡gracias por pasar por aquí!

FIRMA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

estrellas1