Cosas de tener 2 años y medio

Hace tiempo que no escribo sobre algo del desarrollo y aprendizaje de la pequeña, el tema es que claro mi observación es solo de mi peque, pero como todas, creo, vamos mirando a ver si nuestro pequeño tesoro va progresando adecuadamente o hemos de estimular alguna cosilla, (aunque en verdad todos lo miramos para ver si nuestra pequeña o pequeño es una cosa fuera de lo normal y como ya sabíamos es el ser más listo sobre la faz de la tierra jejeje) 😉 Si además, como es nuestro caso, la niña no va a la escuela infantil, ¡pues la faena es nuestra! Por eso, es momento de hablar un poco del desarrollo de los niños y niñas de 2 años y medio. He pensado si hablar de muchos aspectos o centrarme solo en uno, porque la verdad es que no me gustan las entradas con mucha letra y también es cierto que a esta edad ya hay mucha variedad en cuanto al desarrollo. Por todo esto, y para desahogarme un poco, he pensado en centrarme en un aspecto.

miercoles mudo 16 abril 14El Lenguaje:

Según lo que he podido leer, el lenguaje a esta edad, y hasta cerca de los 3 años, es bastante fluido. Es la herramienta que más utilizan pues desde que aprenden a hablar, no van a querer parar, todo momento es bueno para hablar, aunque nadie le esté escuchando. Esto nuestra pequeña se lo tiene que haber grabado a fuego, porque vamos ¡ya no recuerdo el último momento de silencio que tuvimos en casa! La verdad es que eso de hablar sola no lo hace mucho, ella necesita público y además ha de escucharla, así que os recomiendo que en caso de saturación y dolor de cabeza ¡os toméis un buen paracetamol! 🙂 También se que ella ya percibe si la entiendes o no, y si no puede llegar a enfadarse (después de repetirlo mil y una vez claro) pero es cierto que aunque ya hablan más claro, muchas palabras son en ese pequeño idioma individual de cada criaturira, eso que llamo Chiquitistaní ¡y que a esta edad ya es nivel avanzado! Lo único que me da un poco de penilla es que ese gran idioma y su bonita lengüita de trapo la olvidan muy rápido, pues están en esa edad en la que aprenden a la carrera y ¡cualquier cosa que digas puede ser repetida! así que consejo de madre y maestra ojito con lo que decís, aunque no sea directamente para vuestro hijo o hija ellos tienen un oido finíiiiisimo y si, sueltan vuestras palabras, TODAS.

Mi pequeña ya lleva desde un poco antes de los dos años hablando mucho, pero mucho, MUCHO, ¡habla hasta por teléfono! cosa que es muy graciosa, os animo a ver como se comunican y aunque no les entendáis intentad apuntar todas esas palabrejas graciosas que dicen ES GENIAL.

También hay una cosa, no es preocupante, pero puede aparecer en este momento un tartamudeo. Es simplemente una velocidad distinta de su cerebro a su nivel de desarrollo del lenguaje, nada de preocuparse ni de poner “soluciones”, PACIENCIA, ellos han de terminar de decir lo que tengan que decir sin hacer grande ese tartamudeo, pues no es significativo ni relevante.

El mejor modo de estimular su comunicación verbal es escuchar con mucho cariño sus preguntas y responderlas claramente intentando que ellos nos entiendan, así además desarrollarán su inteligencia.

Anuncios

¿Y mi bebé?

Ya he comentado alguna vez lo caprichoso que es el tiempo… lo lento que va algunas veces, como por ejemplo mientras estás embarazada, y lo rápido que pasa todo después…

Todo el mundo te dice, “disfruta el momento” “ya verás a la que te descuides tu hija será mayor” y un sinfin de etc… que en realidad no te quieres creer.

No será tan rápido, piensas, o… si lo es… ¡bien! ¡estupendo! así jugaremos y en lugar de tener a esa pequeña cosita indefensa a la que proteger, tendré a mi niña, fuerte, sana, independiente, graciosa, inteligente… y los infinitos adjetivos que se te puedan ocurrir para describir a tu pequeño tesoro.

Pero a quien queremos engañar, si es que nos engañamos… Siempre querremos a nuestro bebé, y aunque crezca… ¡es mi bebé y punto! ya puede empezar a andar, a querer volar y imagino que ¡hasta terminar su máster! ¡ahora entiendo en muchas cosas a mi madre cuando me decía eso de “tu siempre serás mi bebé”!

Todo esto viene a que se acerca su 2º cumpleaños, y claro no puedo evitar mirarla, ver lo mucho que ha crecido y los maravillosos cambios que ha dado.

Observar como aprende cosas nuevas, como se relaciona con el mundo… en definitiva… ver a mi bebé empezando a despegar (bien acompañada, por supuesto, pero despegando al fin y al cabo).

Por supuesto cada niño evoluciona a un ritmo diferente, pero basándome en la observación de mi pequeña y en las cosas que he podido leer, ¡ahí va un poco de desarrollo del bebé a los 24 meses!

  • MOTRICIDAD

El niño en esa etapa ya sabe andar, correr, saltar, bailar y ¡ojo! subir y bajar escaleras… y como sabe quiere hacerlo solita… bien, mi consejo es que le dejes pero bajo vigilancia extrema, pues no ven el peligro y eso crea y ha creado más de una caída y moratón “no desado”.

  • LENGUAJE

Se encuentra en un momento genial, ya hace tiempo que entiende todo lo que le dices, ¡pero es que ahora lo repite! pero claro con matices… su lengüita de trapo tan genuina está evolucionada y aunque ya le captas todo no dejas de ir traduciendo a tu niña (los padres somos especialistas en traducir a los niños… es como si fuéramos un diccionario especializado en chiquitistaní, que es la lengua oficial de, sino todos, ¡casi todos los niños!)

  • JUEGOS

¿A que niño no le gusta jugar? ¡A NINGUNO! a todos los niños les encanta jugar, de hecho desde que nacen van incorporando juegos nuevos, no son muy sofisticados pero si un buen mecanismo para enseñarles cosas y pasar un buen rato todos juntos.

En este momento los juguetes son sencillos, pero la niña empieza a tener autonomía y inventarse sus propios juegos. Muchas veces simplemente les canta o les cuenta cosas a los juguetes, pero a veces, si te fijas, la ves imitando cosas que seguro ha visto en nosotros y por lo que he leído es una cosa que les encanta.

  • ALIMENTACIÓN

Después del primer año todos los bebés pueden comer de todo, y poco a poco en consistencia más solida. Por eso a los 2 años los niños comen lo mismo que los mayores, así que en todos los sitios dicen que cuidemos la dieta y sea muy equilibrada.

En mi casa lo intentamos e intentamos guiarnos por la dieta mediterránea, que es muy sana y completa, lo que no quiere decir que alguna vez no nos la saltemos…

  • SUEÑO

La principal novedad es que últimamente solo hace una siesta por la tarde de 1h o 2… y le sobra.

Por la noche duerme en su cama, y debería dormir más rato y seguido, pero últimamente se despierta y por lo que he podido entender por su forma de contarme las cosas y por su actitud es que necesita estar cerca nuestro. No quiere que la dejemos mucho rato solita… supongo que es una fase… así que, si nos toca dormir con ella…¡lo hacemos y punto!

  • CONTROL MÉDICO

Para verificar que todo lo que estás haciendo va por el buen camino y que la niña está bien sana, es importante acudir a una revisión con su pediatra, a la que nosotros iremos a principio del mes que viene, pues se ha de ir con los dos años cumplidos y en la que por lo que he leído, le observarán además de la talla y el peso, la boca, la vista y el oído.

IMG_2792

Ya me despido no sin antes recordar que hay un sorteo en marcha y me encantaría que os apuntarais así que ¡PINCHA AQUÍ! ¡Y QUE TENGAS SUERTE!

 

De vuelta, ¡y con 18 meses para contar!

Que entre los típicos propósitos de año nuevo estaba la de retomar el blog, no era de extrañar.

Pero es que, entre malos momentos personales, estar un mesecito (que ha sido el más largo de mi vida) sin superpapá, intentar poner orden en mi vida, cuidar de la niña, las vacaciones de navidad, una mudanza… ¡vamos que ni tiempo para mirarme al espejo he tenido!

Podría empezar contando muchas cosas, pero creo que lo más relevante son los ¡18 meses de la pequeña!… yo lo leo y sigo alucinando… ¿18 meses? ¿enserio? !!!¿¿YA??!!!

Hay que ver a que velocidad pasa el tiempo en ciertos momentos, recuerdo que hace dos años, embarazada, los días eran mucho más largos… o yo los asimilaba más…

Bueno, voy a ver si me centro en todos los avances de la peque… que por lo que he leído está dentro de “lo normal”, pero como buena madre novata y muy caldosa, para mi la niña es lo más.

  • Desarrollo físico:

Lo normal, es que a partir de ahora la niña crezca a un menor ritmo, si en estos meses ha crecido 83,5cm, parece ser que hasta los dos años, solo serán entre 6 y 12 cm más… no está mal, la verdad… ¡a ver si así le dura algo más la ropa!

En el tema del peso parece que también se va estabilizando, si los primeros meses podía engordar entre 1 y 2kg en un santiamén,  siendo todo normal, parece ser que ahora ya no engordará tanto y que el peso normal hasta los 2 años es de 11 o 12kg (Alexandra está exactamente en 11,220kg) por mi parte, he de decir, que ya no tiene esas moyitas de “pequeño buda” que tanto me encantaban 😦

Claro que yo sé porque no engorda tanto, y es fácil, ¡porque no para! será curiosidad, será que “carne que crece no puede estar quieta”, no se, pero yo a  la mínima me la encuentro:

– Abriendo cajones, investigando en los armarios, bailando al son de los ritmos más variados, levantándose y sentándose sin más en una silla de su tamaño, corriendo de un lado para otro, sacando sus juguetes, guardándolos en cualquier lugar, empezando a pintar sus grandes obras basadas en garabatos, ingeniándoselas para abrir paquetes (los regalos de reyes han ayudado a perfeccionar esta destreza), amontonando bloques de construcción (y luego tirarlo todo ¡por supuesto!) investigando como pinchar la carne con el tenedor, bebiendo solita de su vaso (y si ya no quiere más, regando todo su alrededor)… Vamos que es un torbellino, pero si tu niñ@ también lo hace, tranquila, ¡es normal! y a ti solo te queda ¡intentar seguir su ritmo!

Como gran avance en esta etapa ya sabe y entiende todo lo que le dices, cosa que puede ser buena, cuando hace caso y no tanto cuando simplemente se rie, te dice que “siiiiii” ¡y luego sigue a su rollo!.

Y en el momento de cambiarla de ropa, ella ya va ayudando, así que si quiere, ponerle modelazos será mucho más fácil… solo si quiere… porque si no quiere… ¡ufff!

Vamos que les gusta probar sus límites, y de ¡retruque los tuyos! pero no hay que desesperar, si quieres ser una madre “de manual” respira hondo y ves explicándole las cosas, ¡no desesperes! (lo de ser madre de manual, no es fácil, lo se bien, pero resiste y si nada funciona… ¡pide el relevo y vete de paseo!)

  • Alimentación y salud

Ya tiene más de un año, así que debe de comer de todo y las mismas veces que tu, ya sabes, una dieta equilibrada, dentro de un buen horario.

A mi niña le gusta comer a la vez que nosotros, y que le cortemos los trozos de carne,pescado, fruta o verduras (lo que toque) en trocitos para ir comiendo solita.

La verdad es que en este aspecto no hemos tenido ningún problema con ella, porque todo lo prueba y le gusta.

Como ya tiene muelas y le están empezando a salir los colmillos, los Reyes Magos, le trajeron un cepillo de dientes y estamos aprendiendo a gastarlo.

  • Lenguaje:

Tengo que decir que mi niña es muy habladora, ¡todo lo que decimos lo repite! sabe a quien llama y es capaz de hacerse entender, siempre con cosas que se parecen a nuestras frases, pero que ella adapta a su idioma.

Por eso digo que ya domina, el “chiquitistaní”, además de ser una mona y de exagerar todo muchísimo, lo que hace que verla explicarse sea muy gracioso y den unas ganas tremendas de darle un bocadito 😀

  • Habilidades Sociales:

Bueno en este aspecto, vamos sobrados, a mi ya me conocen en el pueblo por mi niña y si no voy con ella, gente que no se ni quien es me pregunta por ella… (amigos de la niña, decimos nosotros) y es que va por los sitios saludando a todos con la manita y si osan no hacerle caso ¡llama!, nosotros decimos que está opositando a “fallera mayor”, que en esta zona se lleva y ya va quedando poquito para las fiestas.

Lo cierto es que siempre ha sido muy extrovertida, pero ahora mucho más, a los “de casa” los conoce y los ubica por su nombre bien, pero si conoce a alguien nuevo, sea mayor o pequeño tampoco tiene problemas y acaba siendo tan amiga de todos…

Dicen que los niños a esta edad, dicen adiós a sus padres y se alejan unos metros, pero que luego vuelven… bien, ¡yo no lo voy a probar! que esta niña cuando quiere me dice adiós y ¡ni mira para atrás!

A mi desde luego lo que más me gusta de esta etapa son los ¡pedazo besotes que da! y si los acompaña de un súper abrazo ¡tengo energía para rato!

Como en todas las etapas, lo mejor para los niños es aprender jugando, es lo que quieren ellos y lo que mejor funciona siempre.

18 meses

 

Como siempre, espero que os haya gustado la entrada y que os sea de utilidad, pero tener siempre en cuenta que esto no es un texto científico y que para cualquier consulta hay que acudir al pediatra 😉

¡Nos vemos pronto!

y aunque sea un poco tarde ¡FELIZ 2014!

Todo es NO

No es que de repente me haya vuelto negativa, es simplemente la evolución…

Por supuesto hablo de la evolución de mi pequeña bichilla… que con solo 15 meses y medio… ¡es claramente de la oposición!

Creo que todo se basa en el aprendizaje de la niña, que como está aprendiendo a hablar y ya sabe decir que NO ¡pues lo gasta, y de que manera!

También he de decir que esto es una simple observación en mi hija… que no tiene ninguna base científica y que, por este motivo, no se puede generalizar… (aunque si a vosotros os pasa, por favor comentármelo que me quedaré más tranquila)

Como todo en la vida hay diferentes tonos y formas de decir que NO, tantas como situaciones…

Os dejo con unas cuantas situaciones:

  • SITUACIÓN 1:

Ella se despierta, entonces empieza a despertarnos, como puede, pero de normal dándonos muchos besos y tirándose encima de nosotros, primero mamá, luego papá… y así hasta que nos ve con los ojos bien abiertos.

Suele pasar que la primera en abrir los ojos soy yo… la miro… me mira…. sonrío… me sonríe…

le digo: – “Bon día”…

-se estira…

sigo con un: – ¿me das un besito?…

-¡NO! ¿a papá? – entonces se tira encima de él y besitos mil hasta que se levanta…

  • SITUACIÓN 2:

Nos ponemos a darle la comida, ella come fenomenal, unos platos de lo que sea que dan gloria verlos, pero igual, entero pues no lo quiere…

Cuando pasa que está llena,  mueve la cabeza en forma de negación y cierra la boca… ya puedes intentar darle más que si ha dicho que NO ¡es que NO!

Así que luego se toma su trozo de fruta y ¡a volar!

  • SITUACIÓN 3:

Si no le apetece que la bañes, bien porque le toca o bien porque hace un olor que más parece alpiste que el de un precioso bebé y entonces no es que le toca… ¡es que no se negocia!

Así que te armas de paciencia, pues ese baño lo va a llorar y va a decir A NO NO NO NO  NO…. y con todo el dolor de corazón del mundo… la bañas tan rápido como puedes… después la vestimos… arreglamos… y la niña a pasear por la casa detrás de ti….

Tan detrás que si tu también vas a pasar por la ducha, casi casi se mete contigo… entonces le dices:

– ¿Te duchas otra vez?

Ella que iba andando con su trayectoria hecha, frena en seco pivota (es que para girar deja un pie quieto y con el otro pivota) y va diciendo NO NO NO al tiempo que mueve la cabeza enérgicamente… y decide seguir a otro mayor o simplemente jugar con sus cosas…

  • SITUACIÓN 4:

Este es el momento en el que el NO lo hace para ver como reaccionas, de hecho suena ÑIE, (a veces parece Polaca la niña) y lo gasta cuando le preguntas algo y ella sabe que la respuesta es Si…

Por ejemplo:

– ¿Es guapa la nena? (pregunta que todo padre/madre caldoso debe hacer por lo menos un trillón de veces a su precioso bebé)

– ÑIE (con una sonrisa que es pa’ comérsela)

Y seguimos con todo el caldo nosotros: -¿A no? ¿entonces eres fea?

-ÑIE (con la misma sonrisita)

– ¿entonces que eres?

– A PA (esto en chiquitistaní es GUAPA, pero sin creérselo jejeje)

vamos que el ÑIE lo gasta cuando sabe que es un SI, y yo creo que además pensará a ver que cara ponen los que preguntan…

Tengo que decir que me encanta que vaya hablando, pero espero que la fase del NO se pase pronto, porque a mi lo que me gusta es cuando me coge, me da un abrazo con todo su sentimiento y dice AIIIIIII y ya si lo termina con un besazo… El día es pasa a ser perfecto, por muy mal que haya ido antes…

Un beso a todos, y ¡a la espera de vuestras experiencias!

Isa

¡15 MESES!

Aviso a los lectores, esto que vais a leer es una entrada moñas, contando un poco lo contentísima que estoy de ser mamá… así que si no tienes el cuerpo dulzón, ¡ya has leído bastante!

Hoy hace exáctamente 15 meses llegó a nosotros lo más esperado y querido que jamás hemos tenido.

Todo el mundo me decía que disfrutara del embarazo, que era genial, y yo solo podía pensar en que llegara el día de verle la cara a la cosita que había ido creciendo en mi interior, y que a última hora, me parecía que la cosa era ya bastante enorme…

15 meses donde todos hemos aprendido (a ser una familia, a dormir cuando ella lo dice, a reír, a preocuparnos, a organizarnos y un largo etc)

¡15 meses de la mejor experiencia que he tenido jamás! siendo prácticamente el único tema que cabe en mi pequeño cerebro (creo que con la placenta, también salió de mi una parte del cerebro… básicamente la memoria, y que según dicen… algún día recuperaré, pero mientras tanto, agenda para apuntarlo todo)

Por supuesto que hay cambios en el bebé de 15 meses, pero hoy no voy a hablar de progresos (eso igual en otra entrada más objetiva) voy a hablar de lo necesario.

Para los papás y mamás:

– Una pizca de paciencia.

– Una buena cámara siempre detrás para poderle hacer fotos a todas las monerías que pueda hacer la criatura.

– Muchas ganas de aprender y sorprendernos.

– Y sobre todo mucho amor, muchas ganas de besarles, abrazarlos y recordarles a cada segundo lo muchísimo que se les quiere.

Para los peques:

– No dejéis nunca de sorprendernos, cada día, con cada cosa nueva que vais aprendiendo…

– Cada paso que deis, es un paso que da toda la familia, así que nunca hay que tener miedo a caer…

– Y sobre todo, ¡no os preocupéis de nada! pase lo que pase siempre estarán ahí papá y mamá para quereros y curaros con todos los besos del mundo (además de tios, abuelos, iaios, primos, etc… etc… que no hay que preocuparse por la socialización, porque siempre habrá alguien con quien jugar)

Sin más… ¡nos vamos a disfrutar de los 15 maravillosos meses de nuestra bichilla!

15 meses

La importancia de las rutinas…

Cuando tienes un bebé, aprendes muchas cosas. Entre ellas, creo que una de las cosas más importantes es a seguir unas RUTINAS.

Al principio es bastante complicado, por no decir imposible, porque en realidad manda ella y sus necesidades de comer y dormir.

Pero una vez superados los primeros meses y muy evidentemente cuando le introducimos las comidas sólidas, nuestro bebé se va acostumbrando poco a poco a sus horarios.

No digo que romper la rutina cuando ésta ya está establecida no sea hasta recomendable, lo que quiero decir es que ellos lo notan todo…

Y yo, después de un mes de agosto donde la rutina se ha quedado en 3º o 4º plano, y una vez vuelta a la normalidad del curso. Creo que puedo decir ¡VIVAN LAS RUTINAS!

No es que seamos muy estrictos, pero si nos hemos vuelto más metódicos en cuanto a horarios para nuestra bichilla se refiere.

Os dejo un ejemplo de nuestro día a día:

  • 8 o 9am: ¡HORA DE DESPERTARSE!, esta hora siempre la marca la peque, da igual a la hora que se haya acostado, de normal se levanta sobre estas horas. (Tomaré como referencia las 9 como hora de despertarse)
  • 9:30am: BIBE, y es que hay que desayunar y el bibe templadito entra genial
  • 11am: una fruta o un petit, ¡vamos algo que nos sirva de almuercito!
  • 13:30/14:00pm: ¡Ella come primero! si desde las 11 no se ha dormido y estamos jugando no solemos tardar a más de las 14 en darle su comida, la cosa cambia si decide echarse una siestecilla claro…
  • 15:30pm: si papá y mamá ya han comido y la peque no ha hecho ninguna siesta, es momento de intentar dormir un ratito
  • 17:30/ 18:00pm: ¡es hora de merendar! de normal una papilla de frutas con alguna galleta, genial para dar mucha energía ahora que ya va andando sola y necesita fuerza para descubrirlo todo.
  • 9:30pm: ¡a cenar! esto suele pasar cuando yo llego de trabajar, así puedo darle el besito de buenas noches…
  • 10:30pm: !BUENAS NOCHES! ningún día aguanta a más de esta hora…

Como veis en el horario no he incluido ni el BAÑO, ni tiempo de juego y paseos…

En referencia al baño diré, que nosotros se lo damos normalmente por las mañanas, pues mi niña suda mucho durmiendo y si la bañamos por el día creemos que ella lo agradece (alguna vez la hemos bañado por la noche, y los berridos eran bonitos)

Y el tiempo de juego y demás ocio en familia, están claros… siempre dependiendo de lo que ella decida… así que… ¡sobre la marcha!

De todas maneras, como ya de dicho, algún día le rompemos la rutina… pero después de ver lo efectivo de llevar unas rutinas… cada vez, ¡la mareamos menos!

Un besito

FIRMA

14 Meses: Descubriendo el mundo

El pasado 30 de agosto, nuestra pequeña ¡cumplió 14 meses! Y como bien dije en la anterior entrada, creo que lo más significativo ahora son, LAS GANAS DE DESCUBRIR COSAS NUEVAS que tiene.

Como esta entrada trata de los 14 meses voy a ir describiendo las cosas más significativas que he ido observando en ella.

Es mucho más independiente, ya que tiene una mayor fuerza y un mejor control de los movimientos que hace, lo que le lleva a explorar por su cuenta todo lo que le rodea, así que ¡hay de ti como dejes algo frágil o que aprecies a su alcance! ¡fijo que lo descubre y hace con él lo que quiera!

Dicen que algunos bebés ya caminan solos, sin embargo, en el caso de la bichilla, ya va andando y cada día un poco mejor, pero aún no tiene total independencia en sus desplazamientos, y la verdad es que no sé si quiero que llegue ese momento… ¡será como correr una maratón continua eso de ir detrás de ella!

Tiene muy claro lo que quiere, y LO PIDE, no es que le llame por su nombre, pero os digo que se hace entender ¡y de qué manera!

En cuanto a su crecimiento, creo que a partir del año se va ralentizando, y también empieza a engordar menos.

He leído que en esta edad los percentiles son los siguientes:

– niños: entre 8,8 y 13,2 kilos y 72 y 83 cm.

– niñas:  8,2 y 11,2 kilos y 70 y 81 cm.

Tengo que decir que nuestra pequeña se encuentra totalmente dentro del percentil y me atrevería a afirmar que más que estar dentro de la media está un poquito por encima de esta, sobre todo en altura.

Por lo que respecta al lenguaje, nuestra pequeña es, lo que por aquí llamamos “una xarraora” , vamos que tiene un buen repertorio de palabras.

Aunque la que más le gusta utilizar, además de papá, (siempre tiene a su papá presente) es HOLA, acompañando del gesto de saludo con la mano, ¡vamos que no hay nadie que se cruce en su camino y no se lleve un saludito! pero bueno, cada día aprende algo nuevo, y le encanta que le contemos lo que ve, y por supuesto ella intenta imitar nuestros gestos y sonidos.

Creo que uno de los juegos de los que más disfrutamos es el de reconocer los animales y sus sonidos.

Como es muy zalamera, lanza, da y reparte unos besazos que personalmente creo que son ¡lo más!

Últimamente, nuestra pequeña exploradora, no quiere otra cosa que probar y buscar, sin ningún temor a lo desconocido, y es por ello que si  no nos queremos dedicar a ir siempre detrás de nuestros peques, lo mejor que podemos hacer es comprobar primero que la zona en la que juegan está preparada, no tiene nada peligroso a su alcance, y es muy segura, para ello, debemos comprobar que los enchufes estén totalmente tapados, los armarios y cajones que puedan abrir solo contienen sus juguetes y los demás estén bien cerrados. O bien ir detrás de ellos con mil ojos e ir explicándole lo que puede y lo que no puede tocar… yo a veces creo que soy la mujer del “no” pues cuando sé que la zona no es segura, me toca ir diciéndole, “eso no se toca”, “ahí no se meten los dedos” y “¡POR FAVOR ALEXANDRA, DE DONDE HAS SACADO ESO!”.

Por otra parte, es bien conocido que los niños aprenden jugando, por eso nosotros nos pasamos el día jugando con ella, ya sea en el baño o en la hora de la comida, con la que a veces le gusta jugar y experimentar, más con las manos, que comiendo solita. ¡Pero oye! si le vale para aprender y mientras va manipulando va controlando como comer sola… ¡a mí me vale!.

En cuanto a la alimentación, y según nos dijo la pediatra, nuestra pequeña ya está preparada para comer lo mismo que nosotros, siempre que sea una dieta sana y equilibrada, pues ya ha probado todos los alimentos y no tiene ninguna intolerancia a nada, de hecho creo que come genial. Eso sí, cuando dice basta, es basta.

Como novedad, y como ya tiene unos cuantos dientes, hemos pensado que ¡ha llegado el momento de cepillarse los dientes! esto no se muy bien como lo haremos, ya os contaré…

Y ya termino contando el momento en el que para todos llega la paz, pues seamos honestos, me encanta jugar con mi hija, me muero con sus gracias, sus sonrisas y con cualquier tontería que haga, la hora del sueño.

Pues después de TODO EL DÍA EN MARCHA, cuando llega el momento de dormir ¡se agradece!  y como cada vez lo hace menos (una siesta durante el día y gracias) cuando llegan las 9 o las 10 ella misma se duerme, (y le suele durar bien toda la noche) de normal después del biberón de la noche, aunque últimamente con nosotros prefiere hacerlo después de unas cuantas canciones y unos cuantos intentos por parte de los dos…

Para terminar os dejo unos cuantos juegos estimulantes para los bebés de esta edad:

Juega al escondite con el, es uno de los juegos más estimulantes para el niño. Aún le fascina que las personas aparezcan y desaparezcan.

– Introdúcele en el mundo de los libros y las historias fantásticas. Le encanta escucharte y pasar las páginas del cuento. Resultan muy estimulantes los libros con ventanitas y sorpresas, ya que le permiten participar más. Establece la hora del cuento, es un momento mágico que refuerza vuestra relación y ayuda a que se relaje.

– Pinta con él y ofrécele pintura de dedos, ceras, pinceles anchos, pegatinas…

– Pon obstáculos pequeños en el suelo e incítale a que los pise para que aprenda a caminar sobre distintas superficies.

– Juega a la pelota con él, chútala, pásasela con las manos de forma que tenga que perseguirla para alcanzarla.

14 MESES

Creo que eso es todo, por ahora, pero como esto es un cambio continuo… ¡próximamente seguro que hay novedades!

Un besazo y ¡gracias por pasar por aquí!

FIRMA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

estrellas1