¡Premiada! Premio Best Blog

Después de estar unos días muy ausente, esta semana la he empezado ¡súper bien! y es que ayer me encontré con un ¡premio para el blog! y quieras que no, eso anima.

Os cuento, de la mano de Subidaenmistacones y con la finalidad de conocer nuevos blogs los premiados tendrán que responder a 11 preguntas y conceder el Best Blog a otros 20, así ampliaremos nuestra comunidad de sitios o daremos a conocer espacios que nos parezcan interesantes.

Sin más, voy a contestar el cuestionario.
BestBlogAward1
1. ¿Qué te gusta más cocinar postres o platos de cuchara?
mmm… como gustarme…no es una de mis pasiones la verdad, cocinar…si lo puedo evitar, LO EVITO!
por responder algo más…estas navidades hice unas preciosas galletas de mantequilla y ¡hasta ahí puedo leer! de la cocina se encarga papá y lo cierto es que lo hace divinamente, así que yo le animo y me como todo lo que prepare con todo su cariño.
2. ¿Qué es lo más importante para ti en una persona: la personalidad o el físico?
Creo que todas diremos que la personalidad y no digo que mintamos, pero también creo que lo primero que miramos es el físico, ahora, si dentro no hay nada a mi no me vale, yo quiero el PACK COMPLETO!
3. ¿Cuándo empezaste con el blog?
En octubre de 2012, es un blog nuevo al igual que mi maternidad.
4. ¿Quién fue la persona que te inspiró para empezar en este mundo?
Mi pequeña, ella ha hecho que mi vida cambie de una manera que jamás imaginé.
5. ¿Sueles seguir muchos blogs o te llegan los seguidores por otras personas que te han conocido?
Desde que empecé el blog, cada día leo más sitios parecidos, sobre todo para ver como resuelven otras madres sus problemas, de mis seguidores, en principio creo que se trata de mis amigos y familiares pues creo que es a ellos a los que les llega más mi experiencia, aunque últimamente ya no conozco a todo el mundo y eso me gusta también muchisimo
6. ¿Qué te gusta más: cocinar o que te cocinen?
Como he dicho en la pregunta 1, QUE ME COCINEN.
7. ¿Comes en casa o en el trabajo?
En casa.
8. ¿Sueles hacer recetas de verdura?
A diario, la ensalada no suele fallar y es que hay que cuidarse y más ¡después de un embarazo!
9. ¿Cuál es tu mejor receta?
Creo que no me equivoco si digo que los macarrones, la receta es la que me hacía mi iaio de pequeña y siempre ha sido mi plato favorito. (aunque Moisés la ha aprendido bastante bien)
10. ¿Qué le pides a una persona para que sea tu amiga?
Confianza, sinceridad, alegrías y penas pero siempre compartidas, y es que la amistad debemos cuidarla y aunque nuestras agendas sean incompatibles siempre hay un ratito, aunque sea corto para ponerse al día.
11. ¿Cuál es la mejor película que has visto?
Por decir algunas de las que me han gustado siendo ya más mayor, Cartas a Julieta y Hollydays están a la cabeza de mi lista, pero creo que ninguna película eclipsará a mi favorita: LA BELLA Y LA BESTIA (que puedo decir me gustan las comedias románticas y las peliculas disney)
AHORA VAMOS CON MIS BLOGS PREMIADOS CON “THE BEST BLOG”
Bueno sé que a algunos os hará más ilusión que a otros, a mi me ha hecho la mayor de las ilusiones así que muchas gracias a Marga y hasta la próxima entrada!

Grandes cambios después del parto vol III: La nueva familia

Para terminar con esto de los primeros grandes cambios, solo me falta comentar, que también desde el momento que tienes a tu bebé en brazos se produce un cambio, apenas perceptible en ese momento, pero que en días posteriores, y sobre todo a partir de que estéis en casa, se notará bastante. Y ese cambio no es otro, que la formación de la nueva familia, formación a la que todos los miembros necesitaréis adaptaros, pues ya os avanzo que es un GRAN CAMBIO para todos.

Empezaré por el antes, semanas antes del día D sería conveniente que empezarais a hacer acopio de comida pre-cocinada o que congelarais alguna ración de comida, así como que empecéis a ver quien os puede ir a comprar los primeros días después de volver del hospital, lavar la ropa o ayudar con la limpieza y organización del hogar.

Pues como sabéis, “familia prevenida vale por 2” y ya os digo que se necesitan unos días de adaptación a la novedad y no creo que os haga gracia ocuparos de esos “problemillas” mientras tenéis un bebé que teóricamente duerme 20 horas, pero que son las 20 horas que él decide y no precisamente van seguidas, que os necesita para alimentarse y que vosotras no estáis lo que se dice como una rosa.

Más adelante, durante tu estancia en el hospital, además de estar recuperándote, aprendiendo a alimentar al bebé y a cuidarlo, ten presente “las visitas”.

En nuestro caso, después de estar dos días antes ingresada en el hospital, en cuanto nació la pequeña lo dijimos a todos nuestros familiares y amigos más cercanos, y habiendo sido ingresada en la habitación a las 3 de la mañana, creo que empezamos a recibir visitas a las 11 o las 12 del día siguiente.

No es que hubiéramos descansado demasiado, pero creímos que era mejor que la gente, que realmente tenía muchísimas ganas de conocer a nuestra pequeña, viniera de visita al hospital donde estábamos atendidos por las enfermeras y demás personal de la planta de maternidad, que no que vinieran a casa y que nos pillaran con demasiado follón como para poderles atender bien.

Así que nosotros en ningún momento pensamos en reducir gente en elhospital, todo lo contrario, pues entendíamos que así los primeros días en casa, como la gente cercana ya conocía a Alexandra, tendríamos más calma y eso nos pareció la mejor opción, además durante los 2 o 3 días que estás en el hospital, si tienes visitas, te entretienes más y el tiempo pasa un poco más rápido.

De todas maneras, si realmente crees que es un problema que te visite la gente en el hospital, pon horarios, y dí a la gente que ya conocerán al bebé más adelante, creo que todos entendemos que la madre esté indispuesta para recibir muchas visitas y que a cada uno nos cuesta más o menos adaptarnos a lasnuevas situaciones, por eso, lo que quieras dilo claro y sin temor, que todos lo van a entender sin problemas.

Finalmente, después del alta hospitalaria, es cuando, a mi juicio, es más patente el cambio del que estoy hablando: la formación de la nueva familia.

Pues cuando sales del hospital y llegas a casa, necesitas organizar todas las cosas de nuevo, si es el primer bebé, como fue en nuestro caso, es todo nuevo, ya no sois dos en casa, sino que tenéis una pequeña personita, que os necesita más que a nada en el mundo, entonces todo lo que antes era muy importante para vosotros, como por ejemplo, arreglar la casa, poner lavadoras, ir a comprar, no desatender vuestra vida social, dedicarte el tiempo deseado para la higiene personal y otros cuidados. Todo eso, pasa a un segundo, tercer plano o desaparece.

Tengo que decir, que yo después de 17 horas de parto y un día entero anterior dilatando, perdí mucha sangre y estaba bastante floja, así que en lugar de ser una ayuda, los primeros días, necesitaba ayuda para casi todo, ¡hasta para andar!.

Pero por otra parte, en ese momento, apareció “súper Papá” que se encargó de todo lo que nos hacía falta a las dos y cogió las riendas del hogar cual mary poppins.

Tampoco estaba solo, pues “súper Papá” contó en todo momento con la inestimable ayuda de los “súper abuelos”, que sin decirles nada, venían, arreglaban la casa, nos traían comida me ayudaban a asearme y a curarme los puntos… vamos que tuvimos muchísima suerte.

A mi juicio, creo que ese periodo de adaptación lo pasamos todas las nuevas familias, pienso que todos necesitamos un poco de ayuda y también creo que durante los primeros 20-25 días es mejor no invitar a nadie a casa, pues ya tienes faena con lo anteriormente señalado y con otras cosas como:

  • Ir al médico para que la matrona vea como va la recuperación y te cite para los últimos análisis y su última revisión.
  • Ir al registro civil a inscribir a vuestro bebé y os lo añadan en el libro de familia.
  • Ir al padrón y añadir al nuevo miembro que vive en vuestro hogar.
  • Pedir cita e ir a la seguridad social para arreglar los permisos de maternidad y paternidad, así como informaros si en vuestra comunidad os pertenece alguna ayuda por el recién nacido si es que sois madres trabajadoras y por último pero no menos importante…
  • Acudir a vuestro centro de salud para que le asignen a vuestro bebé un pediatra (con el padrón, los papeles de la seguridad social y el libro de familia) y poder así realizarle a vuestro pequeño tesoro la primera revisión de los 7 días.

Osea que si piensas que los primeros días son de calma… ¡estás muy equivocada! creo que la baja de paternidad prácticamente se esfuma entre papeleos y otras adaptaciones, por todo ello mi consejo es:

  • Tómatelo con mucha calma, duerme cuando tu bebé también duerma y llega hasta donde puedas que ya hay otros superhéroes dispuestos a hacer todo lo necesario hasta que tu llegues a organizarte, te recuperes y llegues a todo.

?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

 

Grandes cambios después del parto vol II: la alimentación del bebé

Creo que una de las cosas que empieza a preocuparnos a todas antes de que nazca el bebé, suele ser su nutrición, pues todas hemos leído sobre que será mejor, nos hemos informado sobre experiencias de otras madres o simplemente hemos escuchado los mencionados anteriormente, consejos de todo el mundo.

Si estás embaraza y no te has planteado aún lo que harás, ves pensando cual va a ser tu opción, pues una vez tengas a tu bebé y después del momento del parto, no creo que tengas ganas de pensar en como, cuando, dónde y otros porqués de la vida en cuanto a su alimentación.

Además, en la primera cita con la matrona ella nos pregunta a todas: “¿piensas darle el pecho a tu bebé?”, a lo que normalmente, se ve que todas respondemos: “si puedo, si”.

Más tarde, durante las clases de preparación al parto, cuando toca el tema de la lactancia ella misma, nos explicó que es curioso, aquí en nuestro país se dice eso, mientras que en otros países se da tan por supuesto que esa pregunta les sorprende… ¿como no iba a poder dar el pecho?, piensan, y es que como mamíferos que somos, TODAS podemos dar de mamar a nuestras criaturas (solo hay poquísimas excepciones, como las mujeres que tienen el pezón invertido, 1% de la población)

Ahora bien, como todo lo bueno de la vida, no es cosa fácil. En mi caso, no me lo pensé, y lo intenté, pero como ni la pequeña ni yo sabíamos como era eso de “engancharse” pues nos costó, y no poco.

Para ver el mecanismo de la lactancia, os recomiendo que observéis la página de la liga de la leche, y tranquilas que si llegado el momento os veis con dificultades, podéis pedirles asesoramiento gratuito o bien dirigiros a vuestra matrona y asistir al taller de lactancia.

Ahora os contaré algunas cosas que debéis saber sobre la opción de la lactancia materna, que además de ser la mejor opción para el bebé tiene otras ventajas como por ejemplo, la comodidad de poder alimentarle en cualquier lugar, solo has de sacarte la teta y a comer ¡sin más espera!.También ayuda a que te encariñes con tu bebé, pues aunque te cueste, es una de las sensaciones más gratificantes que existen en la vida, y por que no te has de dejar un dineral en la alimentación, mientras mame… ¡todo corre de tu cuenta!.

Por todo esto, tengo que decir, que aunque te cueste por que la leche te sube tarde (los primeros días no es leche al uso, es un calostro que le aporta todas las defensas y nutrientes que el bebé necesita, la media de tiempo para la subida son 72h pero cada caso es especial y puedes tener la leche al primer minuto o al 4 día) porque no se engancha bien y aparecen los dolores terribles (grietas, mastitis, etc) vale la pena, pasar por todo lo que viviréis juntos tu bebé y tu.

La clave está en relajarse, cuidarse los pezones y aguantar el primer mes, luego todo vendrá rodado y será la sensación más magnífica del mundo.

Ya os digo que a mi no me resultó nada fácil, pues al tercer día la niña seguía perdiendo peso, y eso significaba que todavía no me había subido la leche. Además, me hizo unas grietas enormes y dolorosas, así que me costaba muchísimo ponérmela en el pecho, por esto fuimos al hospital de día al día siguiente del alta médica, (me habían dado hora antes del alta para ver como iba la pequeña) y me recetaron la ya famosa paciencia, que insistiera, que le diera unos días unos 30mm de leche adaptada, pues necesitaba una ayuda y cuando me subiera la leche ella sola dejaría esa ayuda, y una crema milagrosa, llamada purelan, que me curó en cuestión de días las grietas y pude por fin callar las voces interiores sobre lo bien o mal que iba todo y las exteriores que te dicen, no pasa nada si no le das el pecho, la niña va a estar bien y todos esos consejos, que hacen por bien, pero que si quieres intentar la lactancia materna no hacen más que agobiar.

De todas maneras, a todas las madres no les ocurre esto, sino que todo les va de categoría y la experiencia es fabulosa desde el principio.

Por otro lado, si tu decisión es no dar de mamar, tampoco hace falta que te tortures, la que ha de hacerlo o no eres tu, así que la que manda también eres tu, y si no puedes dar de mamar, podrás disfrutar igualmente del momento del biberón y no solo tu, también tu pareja o quien tu quieras, pues, esta opción te permite mucha más libertad.

En cuanto a los comentarios, vais a oírlos de todas las opciones, mi consejo es, toma los que consideres, da el pecho, o no, durante el tiempo que TÚ estés dispuesta y ¡olvídate del resto!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En la próxima entrada el ¡último volumen de los grandes cambios! 😉