El cole, ¿jornada continua o partida?

He sido alumna, soy maestra y además madre.

Por decisión, primero profesional, mi jornada laboral empezaba a partir de la salida de los niños del cole, pues era maestra en una academia de música, cuando me quedé embarazada decidí que quería disfrutar de los primeros años de mi niña, pues si decía llevarla a la guardería seguramente a mi hija la vería en el desayuno, con suerte en la cena y solo la podría disfrutar el fin de semana…

Por ello, y por no querer perderme esta etapa tan importante para ella y para mi como mamá, ni me preocupé en buscar guardería.

Más tarde, la decisión se reafirmó, estar en paro no da para muchas guarderías, que además en nuestro pueblo son todas de carácter privado.

Así que del el tema de la escolarización de lo más importante que tengo en mi vida, mi pequeña, se quedó en “ya irá al cole de mayores”.

Si habéis leído el blog alguna vez, sabréis que somos valencianos.

En este momento y  además promovido por la Generalitat, durante unos cursos se implantó en ciertos centros escogidos la Jornada Contínua Escolar.

Ahora, justo durante este curso, en nuestro pueblo se está llevando a debate si se implanta esta jornada en los centros públicos.

La decisión parte de una votación en la que se cuenta con todos los activos docentes, y con ello hablamos de Profesores y Profesoras, Personal del Centro (conserje…), y por supuesto los padres y madres de los escolares.

Para todo esto, tengo entendido que se han tenido charlas informativas (a las que al no ser mamá de ningún centro no he asistido pero de las que he preguntado, leído y por supuesto opinado…)

Ahora intentaré hablar como madre, y también como maestra.

(Os pongo en antecedentes también, en el pueblo, todos los centros públicos tienen un horario especial, de lunes a jueves los niños vuelven a los centros de 15:00h a 16:30h y los viernes no tienen clase por la tarde, por las mañanas no se muy bien como lo hacen pero algunos días creo que salen a las 12:30 y otros a la 13:30h para tener al final de la semana las horas lectivas marcadas por la ley)

Personalmente pienso que existen muchos PROS y un gran CONTRA:

A FAVOR:

  •  Los alumnos y alumnas rinden más, y es que las primeras horas del día son las que estamos más despejados (para ello es indispensable unos buenos hábitos de descanso)
  • Los centros que adapten esta medida se comprometen a terminar las horas en el centro con horas no lectivas GRATUITAS para todos los escolares, sin perder tampoco el servicio de comedor y con el control profesional de los maestros y maestras (no os preocupéis no es una medida promovida por los profesores para “vaguear” como quieren vender algunos) *creo seriamente que no seremos una sociedad evolucionada hasta que no demos un papel fundamental a los que se dedican a instruir a las generaciones futuras, ni son unos vagos ni están bien pagados… pero esto se puede debatir en un punto a parte.
  • Todos los profesores podrán dedicar sus tardes tanto a formación (indispensable en esta profesión) y para atender debidamente a los padres y madres de sus alumnos y alumnas.
  • El parón de 12/13h a 15h es muy grande y los niños necesitan correr, jugar, saltar… con lo que al retomar las clases están demasiado agotados y no hay un buen rendimiento, por ello normalmente se opta por poner materias fundamentales para la formación del ser humano, como las artes (música y plástica) o educación física cosa que perjudica la formación completa de los niños.
  • Para los padres y madres: solamente harán dos viajes al centro uno de ida y otro de vuelta, siendo la última o al final de las horas lectivas o bien al final del horario de actividades extra ofrecidas por cada centro y repito SIN COSTE PARA LAS FAMILIAS.

Por supuesto creo que en los centros igual se han argumentado más cosas, pero para mi entrada creo que hay motivos suficientes.

EL GRAN CONTRA DE LA JORNADA CONTINUA:

  • NUESTRA SOCIEDAD NO ESTÁ PREPARADA PARA CONCILIAR LA VIDA LABORAL Y TENER UNA FAMILIA.

Creo que el gran argumento de los activos que abogan por el NO es este, “es que yo que trabajo no puedo hacerme cargo de mis hijos/as”…

Pero estas personas no deben de haber tenido en cuenta que tal vez desde donde se debería favorecer este tipo de jornada es desde los gobiernos pues esta buena conciliación daría un buen futuro al país.

Directamente se empieza a argumentar en contra de los que son los encargados de educar a los niños y no con quien favorece despidos, proyecta trabajos precarios en los que ya puedes hacer horas que ni mantendrás a tu familia ¡ni nada parecido! y un sinfin de despropósitos que se plasman en la Reforma Laboral más brutal y con menos derechos para todos y cada uno de los ciudadanos que, si ven la salida o esa “luz” al final del tunel, suele ser una luz de otro país (nos hemos convertido, otra vez, en un país de emigrantes).

No creo que haya que decir que no por más horas trabajadas se produce más, pero nunca sobra recordarlo.

Y tampoco creo que las escuelas se hayan de someter a esto… pues ya se ha intentado adaptar la educación a la vida laboral y cada vez se trabaja más por mucho menos (cierto es que existen trabajos en los que ni si quiera piensan en pagar)

Por eso digo, si en el centro se instaura una jornada (a todas luces favorable para la educación) y con resultados bastante buenos, siempre por consenso de la comunidad educativa y en último lugar aceptado por el Gobierno pertinente, ¿porqué tanto debate? ¿porqué nos enfrentamos con nuestros vecinos y vecinas? ¿o con los que educan a la generación futura?

Yo lo tengo claro, mientras nos enfrentamos entre nosotros por estos temas tenemos gente sin formación legislando y haciendo que la educación pública se vea recortada, denostada y menospreciada.

Me despido ya, diciendo, espero que los que hoy forman las comunidades educativas a las que nos incorporaremos a partir de septiembre (si, mi pequeña cumple en junio 3 añazos) tengan a bien al menos debatir e informarse y ¡votar! Porque su decisión será fundamental para nuestra elección de centro.

Pues creo que la educación pública, de calidad y, aunque aquí escriba en castellano, en valencià, ha de ser FUNDAMENTAL para todos los ciudadanos y ciudadanas.

Anuncios

Los nuevos modelos de familia…

Es una realidad, hoy en día hay tantas familias diferentes que cuando me pongo a pensar en “LA FAMILIA” me viene a la mente tanta información que casi, más que un concepto pienso en un abanico.

BATMAN-FAMILIA_tk

Y no es que estemos en una sociedad sin prejuicios y sin criticas, todos juntos en una nube de color rosa dónde lo que haga el vecino nos de igual… ¡NO! ¡PARA NADA!

Yo creo que lo que ocurre es, que  los que decidimos vivir la vida, realmente lo hacemos con convicción y sin entrar en debates o polémicas de maruja, que no nos van a llevar a ningún sitio.

Por mi parte, no creo que sea ningún trauma, ni que perjudique seriamente a nadie, es más bien una decisión personal… y al que no le guste, QUE NO MIRE.

En cuanto al defensor de “la familia tradicional” que como casi único argumento sostienen que las cosas han de ser: papá y mamá con toda la prole que quieran/puedan (sin entrar en lo que ninguna deidad decida que es bueno) mantener… Estoy convencida que tienen esa idea porque no han leído o, en su defecto visto una peli de la España de los años 40-50-60… ¡por no ir más atrás!

Seguro que no han visto que “la familia tradicional” consistía en mucho más, papá, mamá, hij@s, todos viviendo en una casa de dimensiones normales con la abuela, abuelo y si es necesario ¡hasta el perrito que le ladre!

Igual todos esos defensores de la homogeneidad en cuanto a modelo familiar, ahora están felices de la vida, pues esta estafa (no es una crisis, es mucho más y como tal la llamo) en la que nos hemos visto envueltos, y debido a la necesidad, ya que no es fácil vivir (aunque no se tenga familia propia de ningún tipo) sin ningún ingreso… aunque nos intenten convencer que ese es el camino correcto, yo pregunto ¿el camino de que? ¿del exilio? ¿de casa de los abuelos? ufff es muy complicado.

Con todo esto no estoy diciendo que no crea en los diferentes tipos de familia. ¡Todo lo contrario! los respeto muchísimo y creo que la diversidad existe porque todos somos muy diferentes, y por supuesto tenemos gustos, circunstancias, decisiones y un largo etc… que hacen que existan a día de hoy muchos tipos de familia.

Además pienso que la palabra familia, implica amor, pero un AMOR de los que lo abarcan todo, y que mientras eso exista todas las familias funcionarán.

¿Que más da quien forme ese núcleo? lo que está claro es que habrá una jerarquía, unos derechos y unas obligaciones, que todos deberán cumplir, y que cada uno dentro de ese núcleo particular ha de poseer un papel, que además será irreemplazable, un papel en el que ir creciendo y en el que poder evolucionar, pero del que no se debe salir, pues sería muy raro, por ejemplo, que la figura paterna/materna de repente quisiera hacer de adolescente hiper-hormonado… ¡algo estallaría fijo!

De todas maneras, después de tanta variedad, tanta sociología y tanta vuelta de campana a nuestras mentes inquietas, todos llegamos a la misma frase… “la familia no se elige, te toca”… y es que, en todas las casas “cuecen habas”, pero se deben aceptar, intentar convivir de la mejor manera y pensar que los buenos momentos están por encima de cualquier mal rato, pues al final, cuando vivas un mal momento, seguramente los que primero te recogerán, sin juzgarte, serán ellos, tu familia.

Por todo eso, espero que ahora que ya puedo decir que tengo una pequeña familia, pase lo que pase funcione, y que cuando vea que no puedo más… pues siempre los tendré a ellos para darme lo que necesite, que suele ser un simple abrazo…

Pero lo que he de tener presente es que por mucho que pase, por mucho que podamos vivir, todas las decisiones que tome como persona y ahora como madre han de venir de la reflexión personal, pues si tomar decisiones que solo te afectan a ti misma ya es difícil… tomarlas para decidir por tus hijos ¡muchísimo más!

¡¡Y pensar que esta entrada era principalmente para hablar de nuestra nueva situación sentimental a efectos legales!! ¡¡mira que me gusta divagar!!

¡Ale ya tenéis cosas en las que pensar y comentar!

Un beso