Todo es NO

No es que de repente me haya vuelto negativa, es simplemente la evolución…

Por supuesto hablo de la evolución de mi pequeña bichilla… que con solo 15 meses y medio… ¡es claramente de la oposición!

Creo que todo se basa en el aprendizaje de la niña, que como está aprendiendo a hablar y ya sabe decir que NO ¡pues lo gasta, y de que manera!

También he de decir que esto es una simple observación en mi hija… que no tiene ninguna base científica y que, por este motivo, no se puede generalizar… (aunque si a vosotros os pasa, por favor comentármelo que me quedaré más tranquila)

Como todo en la vida hay diferentes tonos y formas de decir que NO, tantas como situaciones…

Os dejo con unas cuantas situaciones:

  • SITUACIÓN 1:

Ella se despierta, entonces empieza a despertarnos, como puede, pero de normal dándonos muchos besos y tirándose encima de nosotros, primero mamá, luego papá… y así hasta que nos ve con los ojos bien abiertos.

Suele pasar que la primera en abrir los ojos soy yo… la miro… me mira…. sonrío… me sonríe…

le digo: – “Bon día”…

-se estira…

sigo con un: – ¿me das un besito?…

-¡NO! ¿a papá? – entonces se tira encima de él y besitos mil hasta que se levanta…

  • SITUACIÓN 2:

Nos ponemos a darle la comida, ella come fenomenal, unos platos de lo que sea que dan gloria verlos, pero igual, entero pues no lo quiere…

Cuando pasa que está llena,  mueve la cabeza en forma de negación y cierra la boca… ya puedes intentar darle más que si ha dicho que NO ¡es que NO!

Así que luego se toma su trozo de fruta y ¡a volar!

  • SITUACIÓN 3:

Si no le apetece que la bañes, bien porque le toca o bien porque hace un olor que más parece alpiste que el de un precioso bebé y entonces no es que le toca… ¡es que no se negocia!

Así que te armas de paciencia, pues ese baño lo va a llorar y va a decir A NO NO NO NO  NO…. y con todo el dolor de corazón del mundo… la bañas tan rápido como puedes… después la vestimos… arreglamos… y la niña a pasear por la casa detrás de ti….

Tan detrás que si tu también vas a pasar por la ducha, casi casi se mete contigo… entonces le dices:

– ¿Te duchas otra vez?

Ella que iba andando con su trayectoria hecha, frena en seco pivota (es que para girar deja un pie quieto y con el otro pivota) y va diciendo NO NO NO al tiempo que mueve la cabeza enérgicamente… y decide seguir a otro mayor o simplemente jugar con sus cosas…

  • SITUACIÓN 4:

Este es el momento en el que el NO lo hace para ver como reaccionas, de hecho suena ÑIE, (a veces parece Polaca la niña) y lo gasta cuando le preguntas algo y ella sabe que la respuesta es Si…

Por ejemplo:

– ¿Es guapa la nena? (pregunta que todo padre/madre caldoso debe hacer por lo menos un trillón de veces a su precioso bebé)

– ÑIE (con una sonrisa que es pa’ comérsela)

Y seguimos con todo el caldo nosotros: -¿A no? ¿entonces eres fea?

-ÑIE (con la misma sonrisita)

– ¿entonces que eres?

– A PA (esto en chiquitistaní es GUAPA, pero sin creérselo jejeje)

vamos que el ÑIE lo gasta cuando sabe que es un SI, y yo creo que además pensará a ver que cara ponen los que preguntan…

Tengo que decir que me encanta que vaya hablando, pero espero que la fase del NO se pase pronto, porque a mi lo que me gusta es cuando me coge, me da un abrazo con todo su sentimiento y dice AIIIIIII y ya si lo termina con un besazo… El día es pasa a ser perfecto, por muy mal que haya ido antes…

Un beso a todos, y ¡a la espera de vuestras experiencias!

Isa

Anuncios

2 comentarios en “Todo es NO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s