Ese alguien tan necesario…

Llevo unos cuantos días contando mis pensamientos, las cosas que me pasaron, vamos, mis propios recuerdos.

Pero claro, a mi lado y oficialmente sin barriga, pero igual de embarazado que yo, y siempre en ese segundo plano tan necesario, ha estado mi pareja, Moisés, siempre pendiente de que no me faltara nada, de asistir conmigo a todas las pruebas,vamos, de preocuparse de que todo estuviera en orden.

Por todo ello y por todos ellos he recopilado unas cuantas lecturas, algunas más entretenidas, otras más ilustrativas, que van dirigidas en exclusiva para ellos, aunque los hombres pueden leer también los libros normales y otras cosas dirigidas a las madres. Pues si en el embarazo pasan a un segundo plano, después cuando su bebé nace, su plano pasa a estar un poco más lejano.

  •  Cómo ser padre primerizo y no morir en el intento, Frank Blanco, Aguilar, 2012.

Frank Blanco, que recientemente se ha estrenado como padre, explica en Cómo ser padre primerizo y no morir en el intento en clave de humor y con un estilo repleto de guiños irónicos cómo es ser hombre y padre y lidiar con un bebé al que no entiendes y que de pronto empieza a colonizar tu vida. Una propuesta innovadora que pone el foco en la figura del padre a la hora de encargarse de los cuidados de su bebé: cambiar pañales, dormir 15 minutos al día entre tomas, la elección del carrito, la sillita del coche, los llantos, etcétera.

  • Condición de padre, Joan Barril, Madrid, Aguilar, 1997.

Se ha hablado mucho de la maternidad. Pero ¿y del padre? ¿Qué relaciones se establecen entre el padre y el hijo recién nacido? En este libro, Joan Barril pasa revista a cada uno de los momentos y situaciones en que el padre ha de enfrentarse a una realidad que le es absolutamente nueva y desconcertante desde que le dicen “ten, cógelo” y le ponen por primera vez aquella materia viva en las manos.

El autor nos descubre qué piensa y qué hace el padre ante las sucesivas sorpresas que le depara el niño o la niña que acaba de irrumpir en su vida. Con una prosa en la que la sensibilidad se adereza con la sal de la ironía, muestra la nueva dimensión de las noches en vela, la aparición de una ternura inédita, el aprendizaje de gestos, miradas y palabras. Y el padre crece mientras el hijo crece, hasta que aquella criatura se atreve a decirle un día: “no tienes razón”. Una mirada innovadora sobre un tema tan apasionante como poco explorado.

  • Crio a mi hijo, Laurence Pernoud, Vergara, 2000.

Todas las preguntas que surgen desde el nacimiento hasta la escuela tienen respuesta en este libro. Sabrás lo que le gusta a un bebé de 1 a 4 meses, o que es normal que a los 9 arroje un objeto lo más lejos posible no para molestar sino para ver dónde cae, que a los 15 meses toque todo y corra por todas partes.

  • Ella ha tenido un bebé, ¡y a mi me va a dar algo!, James Douglas Barron, Urano, 2000.

Una guía para el que acaba de convertirse en padre. El autor de este libro se dirige de forma divertida y amena a los que como él han sido padres. Los consejos que aparecen en sus páginas proceden de la experiencia vivida por el propio autor. No intentes encontrar en este libro ningún consejo médico.

  • Manual práctico para padres novatos, Frances William, Salvat, 1996.

Este libro perfectamente ilustrado te enseñará a hacer más fáciles las tareas del cuidado de tu bebé. Lo más destacable es su diseño con espiral que te permitirá consultarlo mientras cambias un pañal o das la papilla.

  • Padres hoy, Miriam Stoppard, Vergara, 1998.

Dirigido a los padres primerizos, analiza de qué manera la paternidad modifica la vida en común y ofrece una valiosa ayuda para mantener la plenitud de la relación de pareja.

  • Tu hijo, Benjamin Spock, Vergara, 1989.

Con inteligentes consejos y precisa información, esta guía cubre todo lo que los padres necesitaréis saber desde el nacimiento del bebé hasta su adolescencia. Un libro imprescindible, traducido a 39 idiomas, que podría calificarse como el mejor de su género.

Espero que las lecturas os ayuden, y una vez más y públicamente solo me falta dar las gracias a, para mi, el mejor padre del mundo, GRACIAS POR CUIDARME Y POR CUIDAR A NUESTRA PEQUEÑA TAN BIEN.

Anuncios

Un comentario en “Ese alguien tan necesario…

  1. “Ser padres”, nos obliga a ir conectando con nuestro” ser niñ@s,”. Hagamos un repaso, para entender nuestras emociones. Es como volver a nacer e imaginar como quisieramos que fueran las cosas, como poder elegir, ¿verdad?.empezar un camino diferente o mejorado para ell@s..

    El papa durante los primeros meses, tiene un papel mas secundario, pero que no se preocupe, apoyando a la madre se puede procurar ese contacto que tanto necesita el bebe, tener cerquita a la mama, mimarla a ella tambien, estar atento, escucharla activamente…, es lo que mas os agradeceran en toda la vida. Mas tarde el papa pasa a tener un papel diferente,mas protagonista en la crianza, cuando empiezan a caminar:” enseñarles el mundo. “Poco a poco la mama va disponiendo de mayor espacio, se separan y empiezan a correr en todas direcciones. Papa les enseñara a subir a los arboles aunque a mama le de miedo, El papa nos ayuda al despegue, de lo contrario las madres les llevaríamos en brazos hasta los 18 años, jaja.. Así se sentirá protegido, por ambos pero un poquitin mas independiente. Ir acompañando cada fase de su evolucion, dejandoles crecer, procurandoles lo que nos piden, poniendo limites. amorosos, Ahora ya integra a papa y a mama como un equipo, ya no hay preferencias, Disfrutad de ambas feses, que ya no vuelven.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s