Si tienes sueño, ¡DUERME!

Quizá el mejor consejo que me dieron en el embarazo, o igual solo el que más me gustó, que cumplí a rajatabla y ahora a veces hasta añoro.

 

Si tienes sueño, ¡DUERME! Y es que en el primer trimestre (en semanas sería desde el primer día de la última regla hasta la semana 14 de embarazo) recuerdo que siempre tenía mucho sueño, era capaz de cenar y llegar al sofá ya dormida, parece ser que como todo es muy normal pero claro a mi me resultaba raro, y es que si, soy muy dormilona pero ¡no tanto! ese cansancio tan brutal dicen los libros que se debe a que el cuerpo de la mujer hace un sobre esfuerzo muy grande, ya que durante ese trimestre se forman todos los órganos vitales, y cuando termina el feto ya es un ser humano completo, solo que de unos 6-8 cm.

Después de este periodo, durante el segundo y el tercer trimestre, ya no es tan exagerado, de hecho en el segundo trimestre tienes un subidón de energía muy importante que luego disminuye bastante al final del tercer trimestre cuando ya con una tremenda barriga te cuesta dormir seguido pero de tan pesada que estas el cansancio se acusa bastante.

Tengo que decir que yo he tenido un embarazo muy bueno, teniendo solamente alguna pequeña molestia al principio, típicas náuseas y malestar y una pequeña infección de orina que, después de una visita a urgencias al hospital se fue en un par de días.

Aún así, y siendo todas las pruebas realizadas de resultado normal, una de las cosas que más me molestó, sobre todo cuando llegó la navidad, fue el no poder comer jamón pues no tenía las defensas contra la toxoplasmosis, y claro en navidad, al menos en mi casa, un plato que no falla es el del jamón serrano, que casualmente siempre caía delante de mi y claro querer comer y no poder es lo peor, de hecho seguramente si no me lo hubieran prohibido e muy probable que no me hubiese apetecido tanto.

Tengo que decir que no se puede comer jamón en crudo en caso de no tener las defensas contra la enfermedad, pero cocinado a más de 65ºC o congelado durante al menos 24h a -20ºC si que se puede, aunque ya no es lo mismo, por eso decidí que como capricho el día que naciera la nena yo quería un bocata de jamón (que como dije mucho no me faltó para nada, de hecho tuve 3)

Y después de esa experiencia, pienso que todas deberíamos pensar en algún capricho para que nos traigan al hospital pues después del parto pasas de ser la reina de la casa a un segundo plano siempre por debajo de la pequeña criatura, en cuanto al padre, él ya está en un segundo plano en el embarazo, así que luego pasa a un tercer plano muy lejano, pero muy importante siempre para la madre y esa nueva familia que se está creando, pues es el apoyo, la ayuda, el seguro, que se encarga de que todo vaya bien.

Vamos el motor sin el que este nuevo núcleo que, para mi se empieza a formar en el embarazo, nada funcionaria igual de bien.

Anuncios

5 comentarios en “Si tienes sueño, ¡DUERME!

  1. pues si cuando te quedas embarazada aún tienes más sueño no lo quiero ni pensar, yo duermo como una adolescente, 12 horas del tirón y tan pancha! imagínate si esto va a más, lo mismo ni me levando y me tiro un trimestre durmiendo en cama!!!!
    un beso
    la nena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s